Un terapeuta familiar te da el mejor consejo para que puedas criar niños exitosos

Criar a un niño es sobre enseñarles cómo funciona el mundo. Si los proteges de la vida real (y la mayoría de los padres saben lo tentador que es hacer eso) sólo tendrán más dificultades una vez que estén solos.

Esto es muy lógico y muy abstracto. Pero cuando visitó la oficina de Business Insider en mayo, el terapeuta matrimonial y familiar Hal Runkel ayudó a convertirlo en un consejo concreto.

Comienza con entender que debes "darles [a los niños] más libertad de la que te sientes cómodo, antes de que te sientas cómodo". Lo que es más, debes "darles opciones antes de que te las pidan."

He aquí cómo podría funcionar. Digamos que tu adolescente te pregunta si puede ir a la fiesta de un amigo el domingo por la noche y permanecer fuera hasta las 2 a.m. Tu mejor respuesta, según Runkel, sería: "Bueno, ¿qué te parece?"

(Runkel no utilizó el ejemplo específico de una fiesta, pero esta respuesta debería funcionar para prácticamente cualquier cosa para la que tu hijo te pida permiso).

"Deja que luchen con eso," dijo Runkel. En otras palabras, deja que tu hijo se ponga en tus zapatos (es decir, los zapatos de un adulto) y evaluar los pros y los contras de permanecer fuera toda la noche en una fiesta en una noche de escuela.

Porque, eventualmente, eso es exactamente lo que tu hijo tendrá que hacer; cuando esté en la universidad, o cuando aterrice en su primer trabajo.

"Siempre aconsejo a los padres," dijo Runkel, "que críen a su hijo de tal manera que cuando sean estudiantes de escuela secundaria, no tengan reglas de ti en absoluto".

Es "como un ensayo general para el año después de eso", dijo Runkel sobre el último año de la escuela secundaria. "No tienes idea de lo que están haciendo de un minuto a otro."

Todos recuerdan a los estudiantes de primer año de la universidad que estaban tan emocionados de estar fuera del alcance de los pulgares de sus padres cuando llegaron al campus, que lo exageraron con bebidas y fiestas, y con bajo rendimiento estudiantil. Presumiblemente, no quieres que tu hijo sea uno de esos estudiantes.

Por supuesto, deberías tomar el consejo de Runkel con un grano de sal. Si tu estudiante de secundaria decide pasar cada noche escolar en una fiesta, por ejemplo, puede que desees tener una discusión con él sobre sus valores.

En última instancia, sin embargo, se trata de guiar a tu hijo a través de la transición a la edad adulta, en lugar de actuar como su guardián hasta que cumplan 18 años, momento en el que lo sueltas.

"Estoy quitando mi emoción de ello," dijo Runkel. "Porque quiero que pruebes la libertad y la responsabilidad de la vida."

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en businessinsider

Compartir :)