Nunca subestimes el poder del enfoque

Nota del autor: Esta pieza es una obra de ficción. Es una lectura de tres minutos. Si te quedas conmigo, haré que valga la pena.

"Déjame ver si lo entendí bien", dijo la Ministra de Transporte. "Te robaste nuestra máquina para viajar por el tiempo porque estabas enojado con tu hermano."

Malcolm asintió rápidamente. "Sí, eso es correcto."

“¿Y lo hiciste incluso sabiendo que la máquina sólo te llevaría en el tiempo por un máximo de treinta segundos?”

"Sí."

La ministra frunció el ceño. "Pero 30 segundos no serían suficientes para cambiar algo que tu hermano haya hecho."

Malcolm se encogió de hombros. "Yo no estaba tratando de cambiar sus acciones."

“Entonces, ¿Por qué robaste la máquina?”

“Porque estaba enojado porque Adam siempre regresó en el tiempo, y yo nunca lo hice.”

El ministro apartó la silla de la mesa. “¿Tu hermano también ha vuelto en el tiempo?”

“Claro” dijo Malcolm. "Todo el tiempo."

La ministra levantó ambas manos para obligarlo a detenerse, luego señaló con el dedo a Malcolm. "Joven, ¿me estás diciendo que tu hermano también se robó en varias ocasiones la máquina del tiempo?"

Malcolm meneó la cabeza. "No. Eso no es lo que quise decir. Él nunca tomó la máquina. No lo necesita."

La Ministra se puso de pie y empezó a caminar. Ella sopesaba sus palabras cuidadosamente. Más de una vez, estaba a punto de decir algo, pero luego reconsiderada.

Malcolm se cansó de esperar. “Mi hermano no necesita una máquina para viajar a través del tiempo. Lo puede hacer por su cuenta.”

"¿Por su cuenta?"

“Sí, sólo piensa en dónde y cuándo quiere estar.”

La ministra resopló. “Eso es absurdo.”

Malcolm sonrió. "Hace 20 años, eso es lo que todos dijeron acerca de la idea de una máquina para viajar en el tiempo."

Eso llamó la atención de la Ministra. Antes de que pudiera responder, Malcolm continuó.

"Adam es lo que mi papá llama físicamente sin resolver. Papá dice que siempre está a punto de caer en otro estado. Cuando está aquí, no está aquí. Cuando está allí, no está realmente allí.

“Estás hablando en acertijos” se burló la ministra.

"Pase un fin de semana con Adam, verá lo que quiero decir," murmuró Malcolm.

"No soy alguien con quien jugar", advirtió la ministra.

"Papá dice que la mitad de la población humana está sin resolver, pero para casi todos ellos, el término se aplica a su estado mental. No pueden decidir si quieren comer más o perder peso. No saben si es mejor trabajar más duro o tomar más vacaciones.”

Sin resolver: (de una persona) incierto de qué pensar o hacer. Sinónimos - indecidido, perturbado, indeterminado, incierto, en duda, en el aire

La ministra se encontró asintiendo; ella sabía que eso era cierto.

"Pero la forma física de Adam no está resuelta, y su estado mental es todo lo contrario, puede enfocarse mucho más duro que los otros, así que puede cambiar su cuerpo dentro y fuera de nuestro tiempo."

“¿Me estás diciendo que el enfoque humano puede curvar el tiempo?” desafió la ministra.

"El enfoque humano puede hacer mucho más de lo que la gente cree," respondió Malcolm.

"Eso es una tontería," dijo la Ministra.

“Papá me dijo que dirías eso,” dijo Malcolm.

“Lo hizo, ¿verdad?” exclamó la ministra, poniéndose furiosa.

Malcolm asintió y concentró sus pensamientos, como le enseñó su hermano. Luego se volvió hacia la ministra y le dijo: “No más preguntas, por favor. Tengo que volver a casa y ver el juego.”

La Ministra hizo una pausa; una mirada extraña cruzó su rostro, y parecía estar luchando por controlar su propio cuerpo. Finalmente, gruñó, "Claro... bien..." y abrió la puerta para Malcolm.

Cuando Malcolm se fue, tenía una gran sonrisa en la cara. "Como te dije, el enfoque puede hacer mucho más de lo que la gente cree."

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en linkedin

Compartir :)