Nueve cosas que las personas exitosas hacen

personas exitosas
Imagen expressmonorail

Halvorson Heidi Grant, Harvard Business Review

¿Por qué has sido tan exitoso en alcanzar algunas de tus metas, pero no en otras? Si no estás seguro, estás lejos de estar sólo en tu confusión.

Incluso las personas brillantes, que alcanzaron grandes logros son bastante patéticas a la hora de entender cómo lo hicieron o porque fallaron. La respuesta intuitiva (Que naciste con ciertos talentos y con falta de otros) es sólo una pieza del rompecabezas.

De hecho, esta investigación ha logrado sugerir que las personas exitosas logran sus metas no sólo por lo que son, sino por lo que hacen.

Aquí hay nueve cosas que las personas exitosas hacen.

1. Son específicos

Establece una meta, trata de ser lo más específico posible. "Bajar cinco kilos" es una mejor meta que "bajar de peso" porque te da una idea clara de cómo se ve el éxito.

Saber exactamente qué es lo que quieres lograr, te mantiene motivado hasta lograrlo. Además, tienes que pensar en las acciones específicas que necesitas tomar para alcanzar tus metas. Sólo prometer que comerás menos o dormirás más no basta, se claro y preciso.

"Estaré en la cama a las 10 p.m." no deja lugar a dudas sobre lo que necesitas hacer y si realmente lo estás haciendo.

2. Aprovechan el momento para actuar en sus metas

Teniendo en cuenta lo ocupado que estamos, y cuantas metas queremos cumplir al mismo tiempo, no es sorpresa que constantemente nos perdamos oportunidades para actuar en una meta simplemente porque no la vimos.

¿De verdad no tienes tiempo para ejercitarse hoy? ¿No hay ninguna chance de que puedas devolver esa llamada? Lograr tus metas significa aprovechar esas oportunidades antes de que se te deslicen por tus dedos.

Para aprovechar el momento, decide cuándo y dónde tomarás cada acción que quieras tomar, con antelación. De nuevo, se tan específico como puedas (Ej.: “Si es lunes, miércoles o viernes, ejercitaré por 30 minutos antes de trabajar”). Los estudios muestran que este tipo de planificación le ayuda a tu cerebro a detectar y determinar las oportunidades cuando aparecen, incrementando tus chances de éxito en un 300%.

3. Son consientes de cuán lejos quieren llegar

Lograr tus metas también requiere honestidad y un monitoreo regular de tus progresos, si no es por otros, entonces por ti mismo.

Si no sabes que tan bien lo estás haciendo, no puedes ajustar tu comportamiento o tus estrategias correctamente. Revisa a tu progreso constantemente, semanalmente o incluso diariamente, dependiendo de tu meta.

4. Son optimistas realistas

Cuando te estás fijando una meta, aparecen un montón de pensamientos positivos sobre como lograrlas. Creer en tu habilidad para tener éxito es enormemente útil para crear y mantener tu motivación.

Pero sin importar lo que hagas, no hay que subestimar lo difícil que será alcanzar tu meta. La mayoría de las metas que valen la pena lograr, requieren tiempo, planificación, esfuerzo y persistencia. Los estudios muestran que pensar que las cosas serán fáciles y sin esfuerzo te dejarán mal preparado para los días que se avecinan, y que incrementarán significativamente tus probabilidades de fallar.

5. Se concentran en ser mejores, en vez de ser buenos

Creer que tienes la capacidad de alcanzar tus metas es importante, pero también lo es creer que puedes conseguir esa habilidad.

Muchos de nosotros creemos que nuestra inteligencia, personalidad, y nuestras aptitudes físicas están establecidas, que no importa lo que hagamos, no podremos mejorarlas. Como resultado, nos concentramos en metas que podamos lograr, en vez de desarrollar y adquirir nuevas habilidades.

Afortunadamente, décadas de investigación sugieren que la creencia de que nuestras habilidades están establecidas, están completamente equivocadas, que todo tipo de habilidades pueden ser logradas. Aceptando el hecho de que tú puedes cambiar, te permitirá tomar mejores decisiones, y alcanzar su máximo potencial. Las personas cuyas metas son sobre ser mejores, en vez de ser buenos, toman una ruta más difícil, y aprecian tanto el viaje como el destino.

6. Tienen valor

Valor es la voluntad de comprometerse con una meta a largo plazo, y de persistir cuando aparezcan las dificultades. Los estudios muestran que las personas valientes obtienen más educación a lo largo de sus vidas y obtienen mayores grados en las universidades.

La buena noticia es que si no eres valiente en este momento, hay algo que puedes hacer al respecto. Las personas a las que les faltaba valor creen que no tienen las habilidades que las personas exitosas tienen. Si eso describe tu propio pensamiento… bueno, no hay manera de ponerlo fácil: ¡¡¡Estás equivocado!!! Como mencioné antes, esfuerzo, planificación, persistencia, y una buena estrategia es lo que realmente necesitas para ser exitoso. Abrazar este conocimiento no sólo te ayudará a verte a ti mismo y a tus metas con mayor precisión, sino que también hará maravillas por tu valentía.

7. Construyen su músculo de fuerza de voluntad

Tu músculo de autocontrol es igual a los otros músculos de tu cuerpo, cuando no lo ejercitas mucho, se debilita con el tiempo. Pero cuando lo ejercitas regularmente dándole un buen uso, crecerá más y más, y estará más preparado para ayudarte a alcanzar tus metas.

Para hacer crecer tu fuerza de voluntad, enfrenta un desafío que requiera hacer algo que tú honestamente no quieras hacer. Dejar la comida chatarra, hacer 100 abdominales al día, ponerte recto cuando te descubras encorvado, tratar de aprender alguna nueva habilidad. Cuando te encuentres a ti mismo queriendo abandonar, no lo hagas. Empieza con sólo una actividad, haz un plan para saber cómo actuar cuando los problemas aparezcan. Será duro al principio, pero se irá poniendo fácil y es ese punto. A medida que tu fuerza de voluntad crezca, puedes tomar un desafío más para ejercitar más tu autocontrol.

8. No tientan a la suerte

No importa qué tan fuerte tu músculo de fuerza voluntad se vuelva, es importante respetar siempre el hecho de que tiene límites, y si lo sobre-ejercitas puedes dejarlo fuera de acción por algún tiempo.

No trata de tomar dos desafíos al mismo tiempo si puedes evitarlo (como dejar de fumar y ponerse a dieta al mismo tiempo). Y no te pongas en peligro, muchas personas confían demasiado en su habilidad de resistir la tentación, y como resultado se ponen a si mismos en situaciones en donde las tentaciones abundan. Las personas exitosas saben que no hay que hacer la búsqueda de una meta más difícil de lo que es.

9. Se concentran en lo que harán, no en lo que no harán

¿Quisieras perder peso con éxito, o dejar de fumar, o dejar de que tener mal carácter? Entonces planea como reemplazar los malos hábitos por buenos, en lugar de concentrarte solamente en los malos hábitos. Las investigaciones muestran que tratar de suprimir un pensamiento (Ej.: “No pienses en osos blancos”) hace que se vuelva más activa en tu mente. Lo mismo pasa con nuestros comportamientos, tratando de no incurrir en un mal hábito, nuestros hábitos se fortalecen en lugar de romperse.

Si quieres cambiar, pregúntate: ¿Qué voy a hacer en su lugar? Por ejemplo, si estás tratando de ganar control sobre tu temperamento, puedes hacer un plan como "Si me empiezo a sentirme enojado, entonces tomaré tres respiros profundos para calmarme". Tomando tres respiraciones profundas como reemplazo de dejar rienda suelta a tu ira, tu mal hábito se irá desgastando con el tiempo hasta desaparecer completamente.

Es mi esperanza que, después de leer sobre las nueve cosas que la gente con éxito hace de manera diferente, hayas ganado alguna comprensión sobre las cosas que hayas estado haciendo bien en todo este tiempo. Aún más importante, espero que seas capaz de identificar los errores que te hayan estado descarrilado, y que uses ese conocimiento para tu ventaja a partir de ahora. Recuerda, no necesitas convertirse en una persona diferente para ser una persona exitosa. Nunca es lo que eres, sino lo que haces.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en

Compartir :)