Excusas que debes desechar YA para ser feliz

excusas
Imagen beth19

 

"Es mejor no dar ninguna excusa que dar una mala." - George Washington

Por Sumitha

¿Alguna vez sentiste que algo estaba impidiéndote ser feliz?

No estás seguro de por qué, pero de vez en cuando te encuentras diciendo "no" cuando en realidad quieres decir "sí". No tomas oportunidades críticas que sabes que deberías agarrar con ambas manos. Finges no darte cuenta de cómo tus sueños más preciados se están languideciendo en tu empleo.

A través de los años, quizá inconscientemente, has adoptado algunas creencias auto-limitantes que han saboteado en secreto tus esfuerzos de crecimiento personal. Si prestas atención a tu diálogo interno, estas creencias se revelarán en forma de excusas. Lo que tienes que hacer es actuar y reemplazar estas excusas con alternativas positivas.

Aquí tienes 25 ideas para comenzar:

1. "Es demasiado tarde para mí."

A medida que creces, ves gente logrando cosas como obtener un título, construir una carrera, ganar dinero, casarse, tener hijos y así sucesivamente. Esto establece la expectativa en tu mente de que tú también necesitas lograr ciertas cosas a cierta edad. Y si te mueves a un ritmo más lento que los demás, esta creencia limitante te impide ir tras lo que realmente quieres ahora.

Alternativa: "Ahora es el momento perfecto para empezar." - Supera las creencias infundadas y establecidas de que ciertas cosas tienen que ser hechas a determinada edad. El simple hecho es que la vida es una serie de eventos basadas en tus propias acciones en un momento dado. Puedes hacer que esos eventos sucedan en tu vida en cualquier orden o secuencia que desees. La edad no tiene nada que ver con eso.

2. "No tengo tiempo."

Todo el mundo tiene las mismas 24 horas en el día que tú. ¿Cómo es que algunas personas encontraron la manera de hacer la diferencia con estas mismas 24 horas?

Alternativa: "Tengo que gestionar adecuadamente mi tiempo." - Toma conciencia de la forma en que usas tu tiempo. Vuélvete despiadado a la hora de cortar actividades que desperdicien tu tiempo. Planifica, prioriza y delega cuando sea necesario. Enfócate en la calidad de las cosas que haces, en lugar de la cantidad.

3. "Soy demasiado simple y aburrido."

Aburrido vs. Interesante es una cuestión de elección y opinión. A cada uno de nosotros nos fue dado un escenario, una escena y unos cuantos accesorios. Lo que hace la diferencia en la historia de tu vida es cómo eliges interpretar tu papel.

Alternativa: "Estoy a cargo de escribir mi propia historia." - Elije dejar de ser aburrido. Descubre lo que "interesante" significa para ti, y cada vez que sientas que eres demasiado aburrido, haz alguna cosa que te acerque a tu definición de interesante.

4. "No lo merezco."

Esta tiene dos versiones. La primera te hace pensar que no eres digno de algo hermoso como el amor, el respeto, el éxito y así sucesivamente. La segunda te hace sentir que estás injustamente apuntado por las dificultades de la vida. De cualquier manera, esta excusa te envuelve y te tira hacia abajo.

Alternativa: "Tengo un montón de buenas opciones frente a mí." - Cuando te sorprendas a ti mismo preguntándote “¿Por qué yo?", pregúntate “¿Por qué no yo?” Recuerda, en el gran esquema de las cosas, eres igual a todos lo demás, la naturaleza no muestra favoritismo ni injusticias. Así que aprende a aceptar lo bueno y lo malo como caiga en el plato con gracia. (Lee The Power of Now.)

5. "Soy responsable de X, Y o Z, por lo que cuidar de mí no es una prioridad."

Esta es muy común con los padres, especialmente con los padres de los niños pequeños; yo lo sé, soy la reina de poner esta excusa! Pero a menos que cuides mucho de ti mismo, a menos que disfrutes de la vida completamente, no le estás haciendo ningún favor a nadie.

Alternativa: "Yo soy una prioridad." - Tómate un tiempo para ti mismo, para dormir, comer bien, hacer ejercicio, y reponerte. No es egoísmo, es sólo un elevado nivel de cuidado. Cuando estás en tu mejor forma, puedes darle lo mejor a los demás. (Nota: Si eres padre, asegúrate de visitar afineparent.com donde discutimos este tema con más detalle.)

6. "Nadie me entiende."

Cada uno tiene su propia vida de la que preocuparse, todo el mundo está ocupado. Al final del día, nadie tiene el tiempo ni la energía para descubrir a nadie. Si realmente te importa que alguien te entienda mejor, simplemente comunícate y hazlo fácil para que ellos puedan hacerlo también.

Alternativa: "Tengo que comunicarme con claridad y actuar en consecuencia." - Deja de jugar. Di lo que tengas que decir y haz lo que debas hacer. (Y date cuenta de que no es necesario que todo el mundo te entienda y esté de acuerdo contigo siempre.)

7. "A nadie le importa lo que a mí me importa."

¿Te imaginas lo que pasaría si todo el mundo detrás de una buena causa tomara esta actitud? Nunca tendríamos ninguna organización caritativa, coches de bajo consumo, avances en la salud, esfuerzos de paz, unidades de alfabetización...!

Alternativa: "Me preocupo por esto porque es importante." - Toma una posición. Si te importa algo, incluso algo personal, entonces conviértete en un campeón de la causa y ayuda a otros a entender por qué te importa tanto.

8. "No soy lo suficientemente inteligente."

Comienza inocentemente, intenta hacer algo y, o bien te quedarás atascado o fallarás, y pensarás: "Soy tan estúpido." Al repetir esto a lo largo de los años, por desgracia, esta afirmación se convertirá en una profecía auto-cumplida.

Alternativa: "Es tiempo de practicar." - Cuando te sorprendas a ti mismo hablando mal sobre tu propia inteligencia, detente. Identifica lo que te hace sentir poco inteligente e invierte algo de tiempo y energía en aprender cómo mejorar en esa área. Construye confianza! Comienza con algo pequeño, encuentra alguna manera de perfeccionar el siguiente paso. Cuanto más aprendas, y cuantos más contratiempos superes, más confianza ganarás.

9. "Mis padres son responsables por la persona que soy."

Tiene que haber una fecha de caducidad para esta excusa. Sí, tus padres son responsables de ayudarte a iniciar la historia de tu vida. Sin embargo, a medida que creces, es tu responsabilidad tomar las cosas con tus manos y escribir el resto de tu historia con tus propias decisiones y acciones.

Alternativa: "Ahora tengo el completo control de mi vida." - Haz una elección consciente y deja que tu pasado te haga mejor, no peor. No puedes volver atrás y cambiar la forma en la que fuiste criado. Pero sí puedes empezar ahora y cambiar la forma en la que el resto de tu vida transcurrirá.

10. "No tengo suficiente disciplina ni motivación."

¿Puedes recordar por qué piensas así? Es probable que hayas sido obligado a hacer algo por lo que no estabas entusiasmado y entonces fallaste. Entonces, luego de un tiempo empezaste a creer que simplemente no tienes lo que se necesita para mantenerte disciplinado.

Alternativa: "Sólo tengo que encontrar la manera de motivarme a mí mismo a través de esta tarea." - En lugar de obligarte a hacer algo que no te gusta, trata de engañarte a ti mismo, y automatizar la mayor cantidad de disciplina requerida como te sea posible mediante la implementación de hábitos que apoyen tu resultado final deseado. Las investigaciones han demostrado consistentemente que la fuerza de voluntad es un recurso limitado y no renovable para todos, no sólo para ti. Los que tienen éxito en mantenerse disciplinados son los que encuentran formas de reemplazar el método de la fuerza bruta, con rutinas y hábitos más creativos y sutiles.

11. "No estoy hecho para las relaciones a largo plazo."

Esta es una excusa que mucha gente dice. Tal vez tienes miedo de hacerte vulnerable o perder el control sobre tu vida. Tal vez estés preocupado por tu capacidad para mantenerte leal y fiel. O quizás estés paranoico por la traición. Esta es la verdad, todo el mundo tiene esos temores hasta cierto punto. Así que pregúntate: "En lugar de enfrentar estos miedos y superarlos, ¿los estoy convirtiendo en excusas para no hacer nada al respecto?"

Alternativa: "Tengo miedos de la relación que tengo que enfrentar." - Acepta que estás asustado y preocupado, date cuenta de que casi todo el mundo lo está también, y entonces decide mantenerte firme y dirigir tus miedos en lugar de huir de ellos. Al igual que todo en la vida, incluso en el amor y en las relaciones, algunos de nosotros tenemos que ponernos a practicar más, y esforzarnos más que otros. (Lee 1,000 Little Things Happy, Successful People Do Differently.)

12. " Ahora mismo no es el momento adecuado."

Estás ocupado, ¿no? ¿Acabas de conseguir un ascenso y no deseas quitar la vista de tu carrera en este momento? ¿O tal vez acabas de salir de una mala relación? El amor, y la vida en general, tienen una manera de pasar cuando pasan; no te pregunta primero para ver si es conveniente o si estás listo para una nueva oportunidad. Tómala o piérdela.

Alternativa: "Ahora es tan buen momento como los que vienen." - Imagina que eres viejo... muy viejo, y te preparas para pasar. ¿Te sentirás bien con el hecho de que dejaste pasar las oportunidades que tienes en estos momentos? Recuerda, cualquier nueva oportunidad que te haga crecer y expandirte, nunca se sentirá totalmente cómodo al principio, por lo que nunca sentirás que es el momento adecuado para actuar.

13. "Es demasiado trabajo."

El amor, los sueños cumplidos y las pequeñas victorias; son todas cosas hermosas que añaden mucha alegría, felicidad y vitalidad a nuestras vidas. ¿Por qué deberían ser estas cosas fáciles? ¿Por qué deberían simplemente caer en tu regazo? ¿Por qué deberías esperar retornos fáciles sin ningún esfuerzo?

Alternativa: "Estoy listo para hacer el trabajo." - Recuerda, cualquier cosa que valga la pena tener, vale la pena trabajar duro por ello. Pon esfuerzo y cosecharás las recompensas en el largo plazo.

14. "¿Qué pasa si esta persona llega a ser como <alguien que me hirió antes>?"

No hay dos personas exactamente iguales. Además, has cambiado y crecido desde tu última relación. Sólo porque alguien que conociste era tóxico, no significa que alguien que acabas de conocer también lo será.

Alternativa: "No juzgaré a alguien basándome en el comportamiento de alguien más." – Mantente atento y consciente, pero mantén la mente abierta. Si te descubres castigando a la gente por las cosas que la gente de tu pasado hicieron o no hicieron, detente. Si descubres a tu nuevo socio o amigo repitiendo los mismos errores, dirígelo suavemente en la dirección correcta. Mantente a su lado, y deja que tu mejor juicio de la realidad actual te guíe.

15. "Estoy haciendo <algo que odio> para así no hacerle daño a <alguien que me importa >."

Las relaciones se supone que tienen que potenciarte, no victimizarte. No las uses como excusa para seguir haciendo algo que te hace sufrir continuamente (o te impida hacer algo que realmente debería estar haciendo).

Alternativa: "Es hora de pedir perdón, confesar y negociar." - Recuerda, con esta excusa, en realidad estás abaratando tu relación y deshonrando a tu ser querido. Si realmente no te gusta hacer algo, encuentra alguna manera de resolverlo. Si a pesar de todo no puedes, entonces decide si esta relación es la adecuada para ti. El sufrimiento y el victimismo nunca son parte de una relación sana.

16. "Mi <pareja/amigo/miembro familiar> siempre saca lo peor de mí."

¿En serio? ¿Le vas a volcar toda la culpa a alguien más? Aquí tienes una revisión de la realidad: Tú y sólo tú eres el dueño de tu actitud y de tus acciones. No uses tus relaciones como excusa para ser débil o negativo.

Alternativa: "Yo saco fuera lo peor de mí." – Así es, tu comportamiento es tu responsabilidad. Nadie puede sacar lo peor de ti a menos que los dejes. Elige ser diferente.

17. "Tengo tanta mala suerte."

Emerson dijo acertadamente: “Los hombres inferiores creen en la suerte. Los hombres fuertes creen en la causa y efecto. "¿Cuál preferirías ser, inferior o fuerte?

Alternativa: "Voy a crear mi propia suerte." - Elige ser el creador de tu destino. Sí, las desgracias ocurren, pero no las uses como excusa para no probar algo nuevo, o marchitarte cuando enfrentes un fracaso. La suerte es algo que se crea con el tiempo sobre la base de la acción y la dedicación. Así que levántate y ponte en marcha, independientemente de cómo la diosa fortuna te esté tratando en el corto plazo.

18. "Sólo estoy esperando mi gran oportunidad", o "Todavía no estoy listo."

Se trata de dos excusas que cubren los mismos puntos básicos; Temor a empezar, el letargo de poner las cosas en movimiento y el miedo a dar la patada inicial. Seguro, las grandes oportunidades ayudan, pero no cuentes con ellas, si lo haces, es posible que te quedes esperando para siempre. Planificar y aprender es sin duda importante, pero si los planes y los conocimientos quedan encerrados en tu cabeza para siempre, no le hará ningún bien a nadie.

Alternativa: "Estoy tan listo ahora como lo estaré siempre." – Sólo empieza, todo lo demás caerá en su lugar. Además, empezar es una excelente forma de estar en el lugar correcto en el momento adecuado, y así poder aprovechar esa gran oportunidad. Quedarte esperando no te da la información necesaria para saber qué está funcionando y qué no. Tienes que comenzar y entonces construir en cada paso que des. (Lee The 7 Habits of Highly Effective People.)

19. "Ya todo está inventado... Nunca seré original, así que para qué intentarlo."

Es cierto, no hay casi nada que puedas hacer que no se haya hecho antes, con algunas raras excepciones. Lo que sí puedes hacer, es tomar algo no original y poner tu unicidad e individualidad en él, creando así algo nuevo. ¿Estás dispuesto a hacer eso?

Alternativa: "A través de mi única lente, puedo añadir tremendo valor." - Sólo tienes que elegir ser tú mismo y darle a las cosas lo mejor de ti, el resto se hará cargo de sí mismo. Esta fue en realidad una de las mayores excusas que me retuvieron cuando quería empezar afineparent.com para hacer una crónica de mis luchas para convertirme en una mejor madre. Hay tantos sitios sobre criar hijos por ahí ya, ¿Realmente necesitábamos otro más?

Pero estoy en el desarrollo personal, y me di cuenta de que no había sitios enfocados específicamente en el desarrollo personal para padres. Es algo que me hubiera gustado leer, así que decidí ir a por ello. Y bueno, ¿adivina qué? El sitio no está todavía Online y ya hay más de 500 padres que se han inscripto! Solo hace falta que elijas algo importe y te pongas a trabajar en él, y con el tiempo funcionará.

20. "Soy un fracaso."

Si alguien te afirma que nunca ha fallado, entonces él o ella es, o la persona más afortunada de la tierra o se ha conformado con vivir una vida segura y libre de todo riesgo que no le permite hacer nada emocionante ni productivo en absoluto. Y como nadie puede tener suerte todo el tiempo, probablemente sea de este último tipo. ¿Te gustaría ser esa persona que renunció a su vida?

Alternativa: "Estoy preparado para fracasar y aprender durante el camino." – Fracasar está bien. Enfréntalo, es sólo otro miedo. Ya has superado este miedo una vez, al empezar. ¿Vas a dejar que algunos contratiempos te detengan? Sí, da miedo empezar de nuevo de tanto en tanto, pero de eso se trata la vida; ensayo y error, cambiar y crecer.

21. "Estoy muy asustado."

Bien, ¡Felicidades! Eres un ser humano perfectamente normal. Estar asustado es un hecho de la vida. Incluso las personas más valientes del mundo están asustadas. Lo que separa a los valientes de los cobardes es que no dejan que sus temores se conviertan en excusas.

Alternativa: "Este miedo que siento significa que soy humano." - Abraza el hecho de que mientras elijas vivir una vida plena, el miedo será un compañero constante que te mantendrá a salvo de cometer errores peligrosos. Sólo tienes que hacerle saber que no te obsesionarás con las pequeñas alarmas que te enviará. En lugar de eso, evaluarás la situación y tomarás riesgos calculados a medida que caminas hacia adelante.

22. "Nunca seré capaz de hacerlo perfecto, así que ¿Para qué intentarlo?"

Hay algo que decir sobre la perfección; sobre los detalles exquisitos y el trabajo minucioso. Es que, si la perfección te impide terminar, o incluso empezar algo, es momento de pensar seriamente sobre ello. Demasiado de algo bueno puede, en realidad, ser malo para ti.

Alternativa: "Perfecto es el enemigo de lo bueno." – Cambia el enfoque perfeccionista del producto final al proceso. Comienza y establece un límite sobre cuándo vas a poner tu trabajo en la calle. Mantén tus tendencias perfeccionistas especialmente enfocadas en hacer el trabajo correcto, en lugar de hacer todo el trabajo perfectamente bien.

23. "Nunca voy a ser tan bueno como <alguien más>, así que ¿Para qué molestarse?"

¿Cómo sabes eso? En serio, no importa lo bueno que el <alguien más> sea, a menos que lo intentes, ¿cómo vas a saberlo a ciencia cierta? ¿Y por qué estás comparando tus resultados con las de otra persona? ¿Por qué no enfocarte en vencer tus propios records?

Alternativa: "Soy el único que está compitiendo conmigo." – Deja de compararte con los demás. La única comparación que tiene sentido que te hagas es si eres mejor hoy de lo que fuiste ayer, todo lo demás es un desperdicio de pensamiento. (Lee Awaken the Giant Within.)

24. "Mi <padres/espos@/hijos> no me van a apoyar."

Si no tienes el apoyo de las personas más cercanas a ti, debes agradecerle a tu estrella de la suerte, porque te ha dado la oportunidad de probar tus ideas (y, posiblemente, fracasar) de forma segura con una audiencia pequeña en la que puedes confiar. ¿Tomarás lo mejor de esta oportunidad, o vas a utilizarla como excusa para justificar tus temores?

Alternativa: "¿Cómo puedo ganármelos?" - Tómalo como un reto personal. ¿Qué puedes hacer para convencer a tu <padres/espos@/hijos>? Escucha cada palabra de oposición, aprende, mejora y evoluciona. Elige aprovechar al máximo esta oportunidad.

25. "No puedo."

En palabras de Henry Ford: "Tanto si piensas que sí puedes, o piensas que no puedes, tienes razón." Y esto es algo bueno también. Significa que tienes el control.

Alternativa: "Sí puedo, y voy a empezar ahora mismo." - Recuerda que todo está en tu mente. Si Helen Keller, Mahatma Gandhi, Beethoven, Thomas Edison, la Madre Teresa, Michael Phelps y un sinnúmero de otras personas a través del curso de la historia pudieron hacerlo, ¿Por qué tú no? La respuesta es: Puedes si estás dispuesto a poner el tiempo y el esfuerzo para crecer más allá de las barreras que se interpongan frente a ti.

¿Y ahora qué?

Si leíste toda la lista, probablemente hayas estado asintiendo a lo largo de ella y tal vez incluso hayas golpeado tu frente un par de veces. ¿Y ahora qué?

Ya sabes que la mejor manera de progresar es empezando; da un pequeño paso ahora mismo. Así que, ve y elige una excusa que te esté deteniendo y comprométete a desecharla a partir de ahora.

Así que, ¿Con qué excusa te peleaste más? ¿Qué excusa elegiste? No, en serio, ¿cuál?

Biografía del autor: Sumitha es la creadora de afineparent.com, un blog de desarrollo personal para padres. Si eres padre o madre y alguna vez te preguntaste cómo construir paciencia, auto-disciplina, liderazgo, positividad, y muchas cosas más en una vida feliz, saludable y familiar, Sumitha y un pequeño grupo de buenos padres están esperando a que te unas con ellos. Haz clic aquí para ver cómo.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en marcandangel.com

Compartir :)