Por qué “¿Cómo estás?” puede ser una pregunta insensible… y qué deberías decir en su lugar

La mayoría de nosotros hacemos una pregunta cuando empezamos a hablar con amigos, compañeros de trabajo y pares:

"¿Cómo estás?"

La pregunta puede parecer inofensiva, pero tiende a conducir a una respuesta socialmente aceptable:

"Estoy bien."

El problema es que "estoy bien" a menudo no es verdad. Y si haces esta pregunta a alguien que está lidiando con mucho en su vida personal, puede sentirse como insensible.

La directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, se sentía a menudo así cuando sus amigos le preguntaban "¿Cómo estás?" después de la repentina muerte de su marido, Dave Goldberg, en 2015.

"Después de que mi esposo murió, encontré que el saludo estándar de '¿Cómo estás?' era una pregunta muy difícil de responder," dijo Sandberg a Business Insider en una entrevista sobre su nuevo libro sobre el dolor, "Opción B."

"La respuesta al saludo estándar de '¿Cómo estás?' es ‘Estoy genial,’ y cualquier otra cosa es irritante," dijo. "Cuando la gente está realmente sufriendo y sabemos que están sufriendo, esa pregunta puede ser muy difícil. Inadvertidamente, y no creo que sea algo apropósito, comunica una falta de empatía."

En su lugar, Sandberg recomienda ajustar la pregunta un poco: "¿Cómo estás hoy?"

Ella dice que la pregunta ligeramente alterada implica: "Lo entiendo, estás pasando por algo duro, y vives día a día."

"Y es una pregunta mucho más amable," dijo.

Ella dice que todo el mundo se aflige de manera diferente y que ella a menudo cometió el error de preguntar "¿Cómo estás?" antes de la muerte de su marido.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en businessinsider

Compartir :)