Esta es la mejor manera de evitar cometer el mismo error dos veces

Cuando las cosas no salen como te gustarían, un consejo popular dice pensar sobre qué podrías haber hecho de manera diferente, o sacudírtelo y seguir adelante. Pero, ¿y si ese tipo de actitud te condena a cometer el mismo error otra vez?

Un nuevo informe publicado en Journal of Behavioral Decision Making encontró que la mejor manera de recuperarse y aprender del fracaso es apoyarse en el dolor.

Simplemente reflexionar sobre por qué sucedió algo puede llevarte a inventar excusas, lo que no te ayuda a evitar cometer un error similar en el futuro. Las personas que se enfocan en sus emociones, por otro lado, ponen más esfuerzo cuando lo intentan de nuevo.

"La literatura de autoayuda a menudo te dice que no hagas hincapié en tus errores, que no te sientas mal", dice Selin Malkoc, coautora del estudio y profesora de marketing en el Fisher College of Business de la Universidad Estatal de Ohio. Ella y su compañero de investigación, Noelle Nelson, profesora asistente de mercadotecnia y comportamiento del consumidor en la Universidad de Kansas, consideraron que eso no parecía ser verdad. "Si no sientes el dolor, no aprendes la lección", dice Malkoc.

Para probar su teoría, Malkoc, Nelson y Baba Shiv, profesora de mercadotecnia de la Stanford Graduate School of Business, les pidieron a los estudiantes universitarios que buscaran en línea un cierto tipo de licuadora. Si encontraban el precio más bajo, podrían ganar un premio en efectivo.

Antes de descubrir si habían ganado, se les dijo a la mitad de los participantes que se enfocarán en su respuesta emocional para ganar o perder, mientras que a la otra mitad se les instruyó que se enfocaran en sus pensamientos sobre cómo lo hicieron. La tarea de búsqueda de precios se manipuló y todos los participantes perdieron.

A los participantes se les pidió que escribieran sobre la experiencia. Aquellos a quienes se les había dicho que simplemente pensaran en su fracaso a menudo compartían pensamientos como "No podría haberlo encontrado incluso si lo hubiera intentado" o "No me importaba de todos modos". Los participantes a quienes se les había pedido que se enfocaran en las emociones escribieron frases como "Sé cómo puedo hacerlo mejor la próxima vez".

Luego, se pidió a los estudiantes que buscaran un libro para darle a un amigo que se ajustaría a un presupuesto limitado. Los participantes a quienes previamente se les había pedido que se enfocaran en sus emociones gastaron casi un 25% más de tiempo buscando un libro de bajo precio que los participantes a quienes se les pidió que se enfocaran en sus pensamientos.

"Cuando las personas se enfocan en lo mal que se sienten y en cómo no quieren volver a experimentar esos sentimientos, es más probable que lo intenten más la próxima vez", dice Malkoc.

Por qué nos cuesta lidiar con los fracasos

Aprender del fracaso es difícil porque los humanos tienden a auto-protegerse. Pensar en los errores puede conducir a un deseo de proteger tu ego y distanciarte del evento, dice Malkoc. "Sin embargo, cuando piensas en cómo te sientes, tus soluciones se mejoran a sí mismas", dice ella.

La mayoría de las situaciones de la vida real involucran respuestas cognitivas y emocionales ante el fracaso, pero nuestra respuesta predeterminada son a menudo reacciones basadas más en los pensamientos, dice Malkoc.

"Lo importante para recordar es no evitar el dolor emocional del fracaso, sino usar ese dolor para mejorar", dice. "Las respuestas emocionales ante el fracaso pueden doler. Te hacen sentir mal. Es por eso que las personas a menudo eligen pensar pensamientos auto-protectores después de cometer errores. Pero si te enfocas en lo mal que te sientes, vas a trabajar más duro para encontrar una solución y asegurarte de no volver a cometer el mismo error".

Si bien la sensación de fracaso puede ayudarte a evitar cometer un error similar, a veces es necesario dejarlo pasar, especialmente cuando es pequeño o sin consecuencias. "Decidir cuándo enfocarse en las emociones es una decisión individual", dice Malkoc. "Mi idea es que si se trata de una tarea repetitiva, es mejor aprender de ella. No huyas de sentirte mal. Es útil cuando se avanza".

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en fastcompany

Compartir :)