Algunas palabras sobre estar bien y amarte a ti mismo

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la práctica de amar y cuidar a nuestros padres, hijos, o a otros que queremos. Y aunque lo hacemos de manera imperfecta, hacemos todo lo posible para practicar este amor a diario.

Pero… ¿Intentamos practicar el mismo nivel de amor y cuidado con nosotros mismos?

A menudo la respuesta es NO. Piénsalo…

• ¿Con qué frecuencia criticas tu apariencia física?
• ¿Con qué frecuencia te dices que no eres lo suficientemente bueno?
• ¿Con qué frecuencia te comparas injustamente con los demás?
• ¿Con qué frecuencia te culpas a ti mismo por las cosas?
• ¿Con qué frecuencia pones tus propias necesidades último?
• ¿Con qué frecuencia te reprendes por cometer errores?

Seré el primero en admitir que todavía tengo problemas con todo lo anterior. Y sé que no soy el único. Para muchos de nosotros, hay una sensación subyacente de que somos menos de lo que creemos que deberíamos ser. Esto no es algo que nos hagamos conscientemente a nosotros mismos, pero sucede, una y otra vez. Y PODEMOS elegir de manera diferente!

TÚ puedes elegir diferente!

Hoy, ¿Qué pasaría si comenzaras a practicar un poco más de amor propio, auto-cuidado y auto-aceptación? ¿Qué pasaría si te echaras un buen vistazo a ti mismo, a tu cuerpo, a tus sentimientos, a tu situación, y te dijeras: "¡Estás perfectamente bien! ¡Eres lo suficiente bueno! Lo vales"?

¿Cómo cambiaría tu actitud y tu vida?

Piensa seriamente en la posibilidad de aceptar todo sobre ti, tal como eres ahora mismo, sin anhelar cambiarte de ninguna manera.

Es importante tener en cuenta, también, que aceptarte a ti mismo de la manera que eres no se trata de complacencia e inacción. Se trata de darte cuenta de que no puedes odiarte y reprenderte por no ser una mejor versión de ti mismo. El crecimiento positivo se construye sobre una base de amor y aceptación. La persona que se ama a sí misma (o a sí mismo) es más probable que tome acciones positivas que muevan las cosas hacia delante por las razones correctas.

Al final, cambiarás no importa qué. Nada dura para siempre. Simplemente no puedes evitar cambiar con los tiempos. La pregunta es si el cambio que experimentarás en la vida proviene de un lugar de amor y aceptación, o un lugar de auto-odio y resistencia.

Yo voto por el amor y la aceptación.

Pero la elección es TUYA.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en marcandangel

Compartir :)