9 maneras de iniciar una conversación con cualquier persona

¿Sabías que hablar en público a menudo es la cosa número uno a la que la gente le tiene miedo?

Pero si bien pararte sobre un escenario delante de un público puede sin dudas ser algo tenso, muchas personas encuentran entablar una conversación uno-a-uno como algo también intimidante.

Tal vez es con el CEO de tu compañía, un nuevo colega, el chico del correo, la chica de sistemas, o un extraño en la calle. Con quien quieras hablar, siempre hay una manera de entablar una conversación. Y la mejor noticia es que se hace más fácil con la práctica.

Prueba alguna de estas formas para iniciar una conversación con alguien:

Saltea las charlas cortas.

"¿Cómo está el tiempo?" y "¿Qué te parece [agrega tu equipo deportivo favorito]?" son realmente malas para iniciar una conversación. Evita temas cansados. Cada situación es única, por lo que deberías ser capaz de encontrar un tema de conversación única.

Pide su opinión.

Todos tienen una! Pero con alguien a quien no conoces bien, comienza con temas ligeros como la comida, la música, el ambiente, etc.

"¿Te gustan las margaritas con sal o sin sal? ¿Ves películas de terror? ¿Te gusta esta canción?" Es probablemente mejor permanecer lejos de temas delicados como la política a menos que ya conozcas a la persona muy bien.

Pide sus consejos o recomendaciones.

Esto funciona muy bien cuando comentas sobre la apariencia o los accesorios de alguien, como en "Qué buena corbata! ¿Dónde la compraste?" o en la comida, como en "Todo se ve bien. ¿Qué pediste?"

Hazles una pregunta - que sea fácil de responder.

Esto funciona muy bien cuando sabes o descubres que una persona tiene experiencia en un campo en particular.

Si estás hablando con el chico de sistemas de tu empresa, por ejemplo, podrías preguntarle si es el que instala el hardware o el software de la empresa. Pero evita hacer preguntas súper complejas o complicadas; si la conversación fluye hasta allí, muy bien, pero hacer una pregunta muy complicada al principio puede verse como algo demandante.

Comenta algo sobre el ambiente.

No importa donde te encuentres, siempre hay algo sobre lo que comentar: La música, la comida, las luces, los invitados, y así sucesivamente. Incluso si estás atascado en un ascensor con alguien, puedes comentar sobre la música, la velocidad, el hacinamiento, etc.

Pede una actualización.

Si conoces a alguien un poco o lo conoces por su reputación, pídeles una actualización sobre algo sepas que están haciendo, por ejemplo, "Oh, María mencionó que estabas tomando clases de swing. ¿Cómo va eso?"

Haz preguntas abiertas siempre que sea posible.

Si tu pregunta se puede contestar con un simple sí o no, no te sorprendas si eso es lo que obtienes.

Tener segundas preguntas listas también puede ayudar al flujo de la conversación. Si estás preguntando qué tipo de comida están comiendo, por ejemplo, puedes seguir con, "Eso suena bien. ¿Sabes qué tipo de vino iría bien con eso?" Casi todo puede ser seguido por un, "¿Por qué?" (Sólo no lo repitas demasiadas veces o terminarás sonando como un niño de tres años!)

Haz una pregunta hipotética.

Estas pueden ser de gran ayuda para iniciar una conversación, pero trata de atarlas con algo que sucediendo en el momento o en eventos actuales para evitar parecer demasiado aleatorio. Podrías decir algo como: "Acabo de ver una película en la que se revocan todas las leyes por un día. ¿Qué haría si no hubieran leyes por un día?"

Pregúntales sobre niños, mascotas o pasatiempos.

A la gente le encanta hablar de las cosas que son importantes para ellos. Si sabes que a tu jefe le encanta navegar, preguntarle sobre su último viaje es una manera segura para conseguir que hable.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en businessinsider

Compartir :)