8 errores estúpidos que las personas inteligentes cometen

inteligentes
Imagen alyssafilmmaker

Apuesto a que conoces a algunas personas capaces que son inexplicablemente improductivos. Trabajan largas horas, se estresan muchísimo y parecen no tener ningún avance significativo, ¿no?

En el transcurso de nuestras vidas, todos desarrollamos hábitos improductivos que nos impiden lograr nuestras metas. Y a menudo, en el mundo acelerado en el que vivimos y trabajamos, no nos damos cuenta de que estamos cometiendo los mismos errores una y otra vez. Para vivir una equilibrada, beneficiosa vida, y comprometido en un trabajo satisfactorio de largo plazo, deshacernos de estos descuidos es imprescindible.

Aquí hay ocho errores que las personas inteligentes suelen cometer, y cómo evitarlos:

1. Confunden estar ocupado con ser productivos.

En su libro, Las 4 horas de trabajo semanales, Tim Ferris dice: "Reduce la velocidad y recuerda esto: La mayoría de las cosas no marcan ninguna diferencia. Estar ocupado es a menudo una forma de pereza mental, pensamiento vago y acción indiscriminada". Esta es la forma de Ferris de decir: "trabaja más inteligentemente, no más duro ", que resulta ser uno de los clichés modernos de mayor prevalencia del desarrollo personal. Pero como la mayoría de los clichés, pocas personas realmente se adhieren a él.

Basta con echar un vistazo a tu alrededor. Los ocupados superan a los productivos por un amplio margen.

Las personas ocupadas están apuradas siempre, y llegando tarde la mitad del tiempo. Se dirigen al trabajo, a una conferencia, una reunión, un compromiso social, etc. Apenas tienen tiempo libre para estar con sus familias y rara vez duermen lo suficiente. Sin embargo, los emails del trabajo llegan constantemente a sus teléfonos como balas de ametralladora y su agenda está llena de obligaciones.

Su apretada agenda les da un elevado sentido de importancia. Pero todo es una ilusión. Son como hamsters corriendo en una rueda.

La solución: Reduce la velocidad. Respira. Revisa tus compromisos. Pon primero lo primero. Haz una cosa a la vez. Empieza ahora. Toma un descanso de dos horas. Repite.

2. Pasan el tiempo persiguiendo logros falsos.

El crecimiento personal es saludable. El crecimiento personal es un logro. Mientras sea real. El problema es que la presión de crecer trae consigo el incentivo para que el crecimiento sea más fácil. O más precisamente, para que el crecimiento parezca más fácil.

Los "Juegos de crecimiento" que promueven falsos logros están apareciendo online a un ritmo alarmante. Muchos de ellos están contenidos dentro de los productos y servicios proporcionados por marcas populares como Facebook, Twitter y LinkedIn. Cada uno contiene un aspecto psicológico que apoya a un juego de crecimiento lleno de logros falsos - una acumulación de puntos que se relacionan con el beneficio previsto del producto o servicio.

Con Facebook son amigos. Con Twitter son seguidores. Con LinkedIn, conexiones.

Sí, cada uno de ellos sirve para un propósito legítimo si se lo utiliza con moderación. Pero la mayoría de la gente se deja llevar - obsesiona - con el sistema de puntos del “juego de crecimiento” y olvida por completo el motivo legítimo por el que comenzó a utilizar el producto o servicio en primer lugar.

Si estás jugando el juego sólo por entretenimiento (y estás consciente de ello) genial, más poder para ti. Pero si estás tratando de lograr más y más amigos, seguidores o conexiones sólo por que si, entonces tus logros son totalmente falsos.

Por eso es imprescindible entender qué estás haciendo y por qué lo estás haciendo.

La solución: Simplemente pregúntate: ¿Está esta actividad teniendo un impacto positivo y tangible en mi vida o la vida a alguien más? ¿Es un pre-requisito para cierto objetivo genuino? Por otra parte, ¿Estoy absolutamente de acuerdo en hacer esto sólo porque me guste hacerlo, trabajando sin ninguna ilusión de que me beneficie a mí o a alguien más?

3. Aprenden cómo hacer algo y nunca lo hacen.

Lamentablemente, muy pocas personas vivieron para convertirse en la historia de éxito que sueñan. Y hay una muy simple razón del por qué:

¡Nunca toman acción!

Adquirir conocimiento no significa que estés creciendo. Crecer ocurre cuando lo que sabes cambia tu modo de vida. La mayoría de la gente vive completamente aturdida. En realidad, no viven. Simplemente 'se dejan llevar', porque nunca toman las acciones necesarias para hacer que las cosas pasen - para hacer que se cumplan sus sueños.

No importa si tienes el coeficiente intelectual de un genio o un doctorado en física cuántica, no puedes cambiar nada ni hacer ningún tipo de progreso en el mundo real si no tomas acción. Hay una gran diferencia entre saber cómo hacer algo y hacerlo realmente. El conocimiento y la inteligencia son inútiles sin la acción. Es así de simple.

La solución: El éxito depende del simple acto de tomar la decisión de vivir - de absorberte en el proceso de perseguir tus metas. Así que toma esa decisión. Y toma acción.

4. Usan mediciones erróneas para hacer el seguimiento de sus progresos.

No puedes controlar lo que no mides adecuadamente, y lo que mides predice tu futuro. Si mides las cosas equivocadas, estarás completamente ciego a las oportunidades que aparezcan en el horizonte.

Imagina si durante la ejecución de un pequeño negocio, te decides medir cuantos lápices y clips utilizas. ¿Tiene eso algún sentido? ¡No! Debido a que los lápices y clips no son una medida importante para una empresa. Los lápices y clips no tienen relación con los ingresos, la satisfacción del cliente, el crecimiento del mercado, etc.

La solución: El enfocar correctamente es averiguar cuál número es el importante para tus metas y luego seguir esas cosas que estén directamente relacionadas con el logro de esa meta.

Te recomiendo que te tomes un tiempo para identificar tu meta número uno, identifica las cosas más importante que tienes que seguir y luego comienza el seguimiento de inmediato. Semanalmente, junta los números en una hoja de cálculo y utiliza esos datos para crear gráficos de tendencia semanales o mensuales para que puedas visualizar tu evolución. A continuación, ajusta tus acciones para conseguir que esas tendencias crezcan en tu favor.

5. Se obsesionan con hacer las cosas perfectas.

Muchos de nosotros somos perfeccionistas. Sé que yo lo soy de vez en cuando. Creamos altos estándares para nosotros mismos y ponemos lo mejor de nosotros a la vista. Dedicamos grandes cantidades de tiempo y atención a nuestros trabajos/pasiones para mantener nuestros estándares personales altos. Nuestra pasión por la excelencia nos lleva a correr el kilómetro extra, sin detenernos nunca, sin ceder. Y esta dedicación a la perfección, sin dudas, nos ayuda a obtener resultados. Siempre y cuando no nos dejemos llevar.

Pero, ¿qué sucede cuando nos dejamos llevar por el perfeccionismo?

Nos quedamos descontentos y desanimados cuando no cumplimos con los estándares (imposiblemente alto) que nos fijamos, haciéndonos reacios a asumir nuevos retos o incluso terminar las tareas que ya habíamos iniciado. Nuestra insistencia en ponerle el puntito a cada "i", y hacer perfecto el techo de la "T" trae ineficiencia, causando retrasos importantes, estrés y resultados mediocres.

Los verdaderos perfeccionistas tienen dificultades para iniciar las cosas e incluso más dificultades para terminarlos... siempre. Tengo una amiga que quería iniciar un negocio de diseño gráfico desde hace varios años. Pero no lo ha hecho todavía. ¿Por qué? Al tamizar a través de su extensa lista de excusas, esta se reduce a un simple problema. Es una perfeccionista. Lo que significa que no piensa, y nunca pensará, que es lo bastante buena en el diseño gráfico como para poseer y dirigir su propio negocio de diseño gráfico.

La solución: El mundo real no recompensa a los perfeccionistas. Premia a las personas que hacen que las cosas queden hechas. Y la única manera de hacer que las cosas queden hechas, es siendo imperfecto el 99% de las veces. Sólo pasando a través de años de práctica e imperfección, podemos empezar a lograr atisbos momentáneos de perfección. Así que toma una decisión. Toma acción. Aprende de los resultados. Y repite este método una y otra y otra vez en todos los ámbitos de tu vida. También, visita Too Perfect. Es una excelente lectura sobre la conquista del perfeccionismo.

6. Esperan hasta que se sientan 100% listos antes de actuar ante una oportunidad.

Este punto es algo relacionado con el punto anterior del perfeccionismo, pero abarca lo suficiente como para ser discutido por separado.

La razón número uno que veo que detiene a la gente inteligente, es su propia renuencia a aceptar una oportunidad simplemente porque no creen estar listos. En otras palabras, creen que requieren nuevos conocimientos, habilidades, experiencia, etc. antes de poder tomar adecuadamente la oportunidad. Lamentablemente, este es el tipo de pensamiento que ahoga al crecimiento personal.

La verdad es que nadie se siente 100% listo cuando se presenta la oportunidad. Porque la mayoría de las grandes oportunidades en la vida, nos obligan a crecer emocional e intelectualmente. Nos fuerza a expandirnos a nosotros mismos y a nuestras zonas de confort, lo que significa que no nos sentiremos totalmente cómodos al principio. Y cuando no nos sentimos cómodos, no nos sentimos preparados.

La solución: Recuerda que las oportunidades significativas para el crecimiento y el desarrollo personal vienen y van a lo largo de la vida. Si estás buscando hacer cambios positivos en tu vida, tendrás que abrazar estas oportunidades incluso si nunca te sientes 100% listo para ellas.

7. Se inundan con demasiadas opciones.

Aquí en el siglo XXI, donde la información se mueve a la velocidad de la luz, y que las oportunidades para la innovación parecen no tener fin, tenemos una abundante variedad de opciones cuando se trata de diseñar nuestras vidas y carreras. Pero, lamentablemente, tantas opciones a menudo lleva a la indecisión, confusión e inacción.

Varios negocios y estudios marketing han demostrado que entre más opciones de productos se enfrente un consumidor, menos productos compra. Después de todo, eligir el mejor producto de un grupo de tres opciones es sin duda mucho más fácil que elegir el mejor producto de un grupo de trescientas opciones. Si la decisión de compra es difícil de hacer, la mayoría de la gente se da por vencida.

Del mismo modo, si te inundas con demasiadas opciones, tu subconsciente se dará por vencido.

La solución: Si estás vendiendo una línea de productos, Mantenlo sencillo. Y si estás tratando de tomar una decisión sobre algo en tu vida, no pierdas tu tiempo evaluando hasta el último detalle de todas las opciones posibles. Elije algo que creas que va a funcionar y dale una oportunidad. Si no funciona, elije otra cosa y sigue presionando hacia adelante.

8. Les falta equilibrio en sus vidas.

Si le pides a las personas que te digan las cosas que quieren de la vida, te escupirán una gran cantidad de palabras como 'Amor', 'Dinero', 'Éxito', 'Familia', 'Reconocimiento', 'Paz', 'Felicidad', etc. Pero todas estas cosas son totalmente diferentes, y la mayoría de las personas las quieren en su vida. Lamentablemente, la gran mayoría no equilibran sus vidas de forma adecuada para alcanzarlas.

Conozco a una mujer de negocios muy inteligente que hizo casi un millón de dólares el año pasado Online. Todos los empresarios que conozco, la considera un gran éxito. Pero ¿adivinen qué? Hace unos días, de repente, ella me dijo que está deprimida. ¿Por qué? "Estoy quemada y sola. No he tomado suficiente para mí últimamente", dijo. "Wow!", Pensé. "Una de las personas más exitosas que conozco no es feliz."

También conozco a un surfista que se encuentra navegando casi todo el día, todos los días en la playa en frente de nuestro complejo de condominios en San Diego. Es uno de los chicos más alegres y optimistas que he conocido - siempre con una sonrisa de oreja a oreja. Pero duerme en una furgoneta, de la que es co-propietario con otra persona que también surfea, y ambos les piden dinero a los turistas con frecuencia. Así que, aunque no puedo negar que este hombre parece feliz, yo no calificaría su vida como una historia de éxito.

Estos son sólo dos simples ejemplos de estilos de vida desequilibrados. Podría pensar en docenas de ejemplos como estos, de un pequeño puñado de gente que conozco personalmente.

La solución: Cuando tu vida laboral (o social, o familiar, etc.) es muy ocupada y toda tu energía está enfocada en esa arena, es muy fácil encontrarse fuera de balance. Si bien manejar y enfocarte es importante, si vas a hacer las cosas bien, aún necesitas equilibrar las diversas dimensiones de tu vida. Descuidar completamente una dimensión por otra sólo conduce a la frustración y al estrés en el largo plazo. Para algunas guías prácticas sobre como balancear tu vida, te recomiendo Zen And the Art of Happiness.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en marcandangel.com

Compartir :)