6 maneras de hacer que los buenos hábitos se te peguen

Hábitos
vivicalderon

¿Estás tratando de cultivar un nuevo hábito? ¿Estás teniendo problemas para ser consistente con este hábito?

Nuestros hábitos determinan nuestra calidad de vida. Este mes estuve haciendo unas sesiones de coaching grupal con mis lectores y estuve intrigado al ver que muchos de ellos tienen la meta de cultivar nuevos hábitos este mes. Estos incluyen hábitos muy útiles como:

• Meditar todos los días
• Ejercitar 4 veces por semana o diariamente
• Leer un libro nuevo a la semana
• Despertar a las 6 a.m. todos los días
• Dormir antes de la medianoche todos los días

Muchos de ellos han tenido la intención de cultivar estos hábitos por un tiempo, pero no han tenido éxito.

Me doy cuenta de que muchas personas tienen dificultades para hacer que los nuevos hábitos se les peguen pero esto no tiene por qué ser así. He cultivado numerosos nuevos hábitos, algunos de los cuales requieren grandes cambios, tales como el cambio a una dieta vegetariana o hacer ejercicio todos los días. Al tomar acciones conscientes, tus hábitos pueden formar fácilmente parte de tu vida.

Éstos son seis consejos simples para hacer que eso suceda

1. Entiende por qué quieres este hábito

¿Por qué quieres cultivar este hábito y en qué te beneficia? Algunos de nosotros queremos cultivar hábitos como la meditación diaria y el ejercicio diario, pero ¿por qué exactamente queremos hacerlo? Si no tienes una razón clara, no sucederá.

Por ejemplo, me cambié a una dieta vegetariana, porque quería tener mayor claridad mental y un estilo de vida libre de crueldad. Soy un apasionado de estas razones - tener una claridad mental superior me ayuda a pensar más claramente, mientras que un estilo de vida libre de crueldad está en consonancia con mi visión personal. Debido a eso, fue muy fácil hacer el cambio. Aunque he oído de muchas personas trataron de hacerse vegetariano y abandonaron luego de 2 ó 3 semanas, yo cambié y nunca miré hacia atrás.

Identifica los principales motivos por los que deseas cultivar este hábito. Piensa en lo que te ayudará a lograr una vez que consigas hacerlo parte de tu vida. Piensa en lo que te puede dar, cosas que otros no pueden. Y anota estas razones.

2. Inténtalo como una prueba de 21 días

Algunos de nosotros podemos sentirnos abrumados con el cultivo de un nuevo hábito porque es algo que tenemos que hacer de por vida. Pero ¿Qué pasaría si tuvieras que hacer este hábito sólo los próximos 21 días? De repente no parece tan difícil. La mayoría de ustedes pensarán: "21 días, hey, yo puedo hacer eso".

¿Por qué 21 días? Las investigaciones demostraron que 21 días es el tiempo que toma poder hacer o romper un nuevo hábito. Además, enfocarte en un plazo menor, te ayuda a enfocar tus esfuerzos para que esto ocurra.

Una vez que el nuevo hábito se cultive con éxito al final del día 21, de repente te sera muy fácil seguir haciéndolo. Por lo tanto, no pienses en hacerlo por el resto de tu vida, sino sólo por los próximos 21 días. Si te gusta la costumbre al final del período, puedes continuar, de lo contrario no era para ti. Es un ganar-ganar, nunca pierdes!

3. Haz tiempo en tu agenda para ello

Encaja tu nuevo hábito en tu agenda. Si no está en tu agenda, lo más seguro es que lo dejarás para el final del día; y lo más probable es que al final del día, estarás tan cansado, que lo dejarás para el día siguiente. Así, el ciclo continuará mañana y terminarás no haciéndolo en absoluto. Por otro lado, si está en tu agenda, lo recordarás cada vez que veas el calendario. También sabrás que no debes programar otras actividades para ese tiempo.

Yo programé mis sesiones de trote para todas las mañanas, entre las 5-6 a.m. Una gran razón para eso es que me gusta el frescor de la mañana, ya que correr por la tarde puede ser bastante caluroso.

También es genial comenzar el día con un buen entrenamiento. Puesto que el tiempo está fijado, sé que tengo que despertarme a las 5 a.m. para hacerlo. Si por cualquier motivo no soy capaz de hacerlo (por ejemplo cuando llueve, o cuando me levanto tarde), lo reprogramo para la noche. De esta manera, todavía puedo hacerlo incluso si no lo puedo hacerlo en la mañana.

4. Identifica los hábitos de refuerzo

Nuestros hábitos no existen de manera aislada, sino que están interrelacionados entre sí. Por ejemplo, despertar temprano y dormir temprano se relacionan, igual que el ejercicio y la alimentación sana están relacionados también. Esta es la razón por la cual puede ser difícil cultivar un nuevo hábito, porque otras conductas la están reforzando.

¿Cuáles son los hábitos relacionados con el que deseas cultivar? Elimina los hábitos que no te sirvan, y sustitúyelos por hábitos que te ayuden.

5. Anticípate a las cosas que pueden salir mal

Si estás cultivando el hábito por primera vez, es probable que las cosas vayan mal. Demasiadas cosas pasan todos los días como para que todo suceda de acuerdo al plan. La clave está en adelantarse a estos problemas y encontrar las soluciones de antemano y así poder reaccionar inmediatamente para superar los problemas cuando estos lleguen.

Por ejemplo, un gran obstáculo que experimenté con mi meta del ejercicio diario es que llueve con frecuencia en Singapore. Por eso, no puedo ir a correr, ya que la pista de atletismo no tiene un refugio. En el pasado, hubiera renunciado a mi sesión de ejercicios, y eso marcaría el inicio de una cadena de días en los que evitaría mis ejercicios. Mis pensamientos serían "Como ya me lo perdí ayer, no importará mucho si me lo pierdo hoy". Aprendiendo de mis experiencias pasadas, lo que hago ahora es una combinación de ejercicios de resistencia y aeróbicos en casa. Eso mantiene mi MOMENTO.

6. Haz un seguimiento de tus hábitos

Haz un seguimiento de tus hábitos! Cuando realizas un seguimiento de tus hábitos, estás más motivado para seguir en carrera, ya que es una forma de rendición de cuentas a ti mismo.

Puedes utilizar el método tradicional de seguimiento - papel y lápiz . Basta con anotar los 21 días en los que deseas cultivar el hábito. Entonces, una vez completado el hábito durante el día, ponle un tilde al lado. En cuanto veas más y más tildes, te inspirarán a continuar con tu progreso, y antes de que lo sepas, el hábito ya formará parte de tu rutina!

Written on 12/6/2010 by Celestine Chua. Celestine writes at The Personal Excellence Blog, where she shares her best advice on how to achieve personal excellence and live your best life. Get her RSS feed directly and add her on Twitter @celestinechua.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en dumblittleman.com

Compartir :)