5 contratiempos profesionales inevitables que te ayudarán a tener éxito más tarde en la vida

En medio de los buenos tiempos, tus años universitarios también están llenos de momentos de tirones de pelo y, ocasionalmente, gritos de frustración.

En esos momentos, probablemente te hayas preguntado, "¿Por qué me está pasando esto a mí?!" Pero con el paso del tiempo, tu mentalidad cambió. El estrés, la tristeza o la ira que sentiste una vez fueron reemplazados por entendimiento, e incluso una lección aprendida.

Aquí, cinco millennials comparten sus momentos de pesadillas en eventualmente los ayudaron a avanzar:

1. Compañeros de trabajo difíciles

Me asignaron a un grupo para un proyecto y los otros estudiantes eran simplemente terribles. Era imposible conseguir que alguno apareciera en las reuniones, y no llegamos a muchas fechas límites. Tenía que trabajar más duro para poder estar encima de todos todo el tiempo, pero me preparó para trabajar con compañeros de trabajo con quienes no necesariamente pudiera conectarme.

Por cierto, terminamos consiguiendo una buena calificación en el proyecto!

-Shannon, 22, Philadelphia, PA

2. Enfermedades prematura

Comí comida intoxicada el día antes de un final y no pude estudiar para él porque estaba muy enferma. Me enseñó que a veces suceden cosas para las que no puedes prepararte con anticipación. Sólo tienes que desconectarte y hacerle frente a los problemas como vengan.

-Lindsey, 22, Manalapan, Nueva Jersey

3. Fracaso

Cuando empecé la universidad, sabía que quería trabajar en revistas. Estaba locamente-apasionada por la edición, así que creí que mi primera clase de edición-específica sería una brisa. Pronto me di cuenta de que no era tan buena como creía; saque una D en mi primera asignación y unas cuantas Cs a partir de entonces.

Mi profesor programó una reunión conmigo para hablar sobre mis calificaciones, creo que hablamos por casi una hora sobre cómo podía mejorar. Tomé un trabajo extra, no por el crédito adicional, sino para poder practicar y mejorar. Y entonces empecé a obtener Bs, y más tarde As, y terminé la clase con un B+.

Ahora trabajo como editora en la ciudad de Nueva York, viviendo mi sueño. Si me hubiera dado por vencida después del primer reto que se cruzó en mi camino, nunca habría llegado a donde estoy hoy.

-Erica, 24, Nueva York, NY

4. Un súper-exigente jefe

Tenía una instructora de enfermería en la universidad que era muy estricta durante mis rotaciones clínicas en el hospital. Parecía que se preocupaba demasiado por las pequeñas cosas, como llegar unos minutos tarde, y tenía un castigo severo si algo de eso pasaba. Me di cuenta sólo después de la universidad, cuando conseguí mi primer trabajo de enfermería, que sólo estaba tratando de ser una buena educadora.

Ella era dura con nosotros por las razones correctas; quería que entendiéramos que estábamos lidiando con la vida de los pacientes y que nuestro trabajo era serio.

-Christina McCourt, 24, Hoboken, Nueva Jersey

5. Rechazo

Me lesioné justo antes de mi primera temporada en la universidad. Siempre imaginé que iba a estar viajando por el país con mi equipo porque eso era lo que había hecho en la escuela secundaria. Esperaba que eso fuera lo mío, y basado en ello hice mi grupo de amigos. En el momento que me lesioné, supe que no sería capaz de volver a ser el mismo, como si nada hubiera pasado. Tomé la decisión de unirme a una hermandad en su lugar. Esa terminó siendo una de las mejores decisiones que tomé en la universidad.

Ahora, me recuerdo estar siempre abierto a nuevas cosas, incluso si eso significa apartarme de mi plan original. Si una puerta se cierra en tu cara, no tengas miedo de buscar otra salida.

-Tara, 22, Long Branch, Nueva Jersey

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en levo

Compartir :)