4 signos de que tienes una alta inteligencia emocional, de acuerdo con los expertos académicos

La inteligencia emocional puede significar la diferencia entre comportarse de manera socialmente aceptable y ser considerado como alguien fuera de lugar.

Si bien la mayoría de las personas oyeron hablar de la inteligencia emocional, no mucha gente realmente sabe como localizarla; en sí mismos ni en otros. La inteligencia emocional es esencialmente la manera en que percibes, entiendes, expresas, y manejas tus emociones. Y es importante porque cuanto más entiendes estos aspectos de ti mismo, mejor será tu salud mental y comportamiento social.

Puede ser que estas sean cosas que haces sin siquiera pensarlo; el cual puede ser el caso de muchas personas. O puede ser que estas sean habilidades que sabes que necesitas ejercitar. De cualquier manera, mejorar tu inteligencia emocional puede ser muy útil en todo tipo de circunstancias; ya sea en el trabajo, en casa, en la escuela, o incluso cuando estás simplemente sociabilizando con tus amigos.

Así que si quieres saber si eres emocionalmente inteligente, simplemente mira la lista de abajo.

1. Piensas en tus reacciones

La inteligencia emocional puede significar la diferencia entre una buena reacción y una mala reacción ante las circunstancias. Las emociones pueden contener información importante que puede ser útil para el funcionamiento personal y social, pero a veces estas emociones también pueden abrumarnos y hacernos actuar de una manera de la que preferiríamos no actuar.

Las personas que carecen de inteligencia emocional son más propensas a sólo reaccionar, sin darse el tiempo para sopesar los pros y los contras de una situación y pensar realmente en las cosas. Las personas que son menos capaces de regular sus sentimientos negativos también tienen más probabilidades de tener dificultades para funcionar socialmente, lo que puede exacerbar los sentimientos depresivos.

Se ha demostrado que las personas con más depresión tienen dificultades para entender y manejar sus emociones. Y las investigaciones también demostraron que las personas con menor inteligencia emocional presentan más síntomas depresivos; incluso si no están clínicamente deprimidos.

2. Ves las situaciones como desafíos

Si eres capaz de reconocer las emociones negativas en ti mismo y ver las situaciones difíciles como un desafío (centrándose en lo positivo y perseverando) es muy probable que tengas una alta inteligencia emocional.

Imagina por un momento que perdiste tu trabajo. Una persona emocionalmente inteligente puede percibir sus emociones como señales para tomar acción, tanto para lidiar con los retos como para controlar sus pensamientos y sentimientos.

Pero alguien con pocas habilidades emocionales podría rumiar por su pérdida de empleo, llegar a pensar en sí mismo como irremediablemente in-empleable, y caer en una espiral de depresión.

3. Puedes modificar tus emociones

Por supuesto, hay momentos en los que tus sentimientos pueden sacar lo mejor de ti, pero si eres una persona emocionalmente inteligente, es probable que cuando esto suceda tengas las habilidades necesarias para modificar tus emociones.

Por ejemplo, si bien los niveles medios de ansiedad pueden mejorar el rendimiento cognitivo (probablemente al aumentar el enfoque y la motivación) demasiada ansiedad puede bloquear ese logro cognitivo. Así que saber cómo encontrar el punto justo, entre demasiado y muy poca ansiedad, puede ser una herramienta realmente útil.

Es claro que la moderación es la clave cuando se trata de manejar nuestras emociones. Las personas emocionalmente inteligentes saben eso y tienen las habilidades para modificar sus emociones apropiadamente. Y esta probablemente es la razón de por qué la inteligencia emocional, se demostró, está relacionada con niveles más bajos de ansiedad.

4. Puedes ponerte en los zapatos de las otras personas

Si eres capaz de extender estas habilidades más allá de tu propio funcionamiento personal, entonces eso es otra señal de que tienes altos niveles de inteligencia emocional.

La inteligencia emocional puede ser particularmente importante en los lugares de trabajo que requieren un "trabajo emocional" pesado; donde los trabajadores deben manejar sus emociones de acuerdo a las reglas de la organización.

Esto puede incluir trabajos como servicio al cliente, donde los trabajadores pueden necesitar simpatizar con los clientes; a pesar de que los clientes puedan estar gritándoles. Esta es la razón por la que la formación de inteligencia emocional en el lugar de trabajo es ahora común; con la formación más eficaz enfocada en la gestión y la expresión de emociones, las cuales están directamente relacionadas con la comunicación y el desempeño en el trabajo.

También vale la pena señalar que la inteligencia emocional es una capacidad cognitiva que puedes mejorar a lo largo de tu vida. Así que si no reconociste mucho de ti mismo en los rasgos mencionados anteriormente, no temas, todavía tienes tiempo para trabajar en tu inteligencia emocional.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en businessinsider

Compartir :)