4 ocasiones en las que necesitas un planificador financiero, incluso si eres bueno con el dinero

El bricolaje es lo último, pero hay situaciones en las que debes llamar a un profesional; como cuando estás re-cableando el baño o rediseñando tu cartera de inversiones.

Si estás tratando con lo primero, llama a un electricista. Por favor. Y cuando se trata de administrar tu dinero, es posible que quieras a un planificador financiero haciendo el trabajo.

¿Qué hace un planificador financiero?

Un planificador financiero mira la imagen completa cuando se trata de tu dinero, y desarrolla un plan comprensivo para dirigir tus necesidades y metas a largo plazo. Idealmente, él o ella puede aconsejarte sobre inversiones, seguros, planificación patrimonial e impuestos, entre otras cosas.

Tu planificador puede cobrar por hora, en base a un proyecto, a través de una retención mensual o con un porcentaje de las inversiones que él o ella gestione en tu nombre.

¿Necesitas un planificador financiero?

Si tus finanzas son relativamente simples y tus preguntas sobre el dinero pueden ser contestadas con una búsqueda en Google, guarda tu dinero y omite el asesor financiero. No necesitas pagarle a alguien que te diga que tienes que pagar tus cuentas a tiempo.

“¿Necesitas a un cirujano para ponerte una bandita? ¿Necesitas a un mecánico para inflar tus neumáticos?” Pregunta Pedro Silva, asesor financiero en Massachusetts. "La complejidad de la situación debe dictar cuánta ayuda necesitas."

A continuación tienes cuatro situaciones de dinero potencialmente complejas que podrían justificar contratar un planificador financiero.

Te estás casando

A veces, combinar las finanzas requiere de una parte neutral. Un planificador financiero puede ser esa parte, dice Scott Snider, un planificador financiero que trabaja en Ohio y Florida.

"Cuando las parejas se casan por primera vez, siguen conociéndose sobre cómo operan ambos en términos de dinero," dice Snider. "Un planificador financiero puede ayudarles en el proceso de definir sus metas, cómo miran su dinero, y luego el ranking y la priorización de las metas."

Una vez que tengan un plan, pueden implementarlo ustedes mismos y chequear con un planificador a medida que se acerquen a otros hitos que puedan afectar sus finanzas, como tener hijos.

Un planificador también puede determinar si es mejor que tú y tu pareja presenten impuestos juntos o separados. Snider recuerda una instancia cuando la presentación por separado le costó a la pareja $4,200.

Te estás divorciando

Por desgracia no siempre todo termina en un “Felices por siempre”, y las consecuencias pueden causar estragos en tus finanzas. Para empezar, es probable que vayas de dos ingresos a uno. También tengas que repartir activos financieros (propiedad, inversiones y efectivo) y responsabilidades, tales como la manutención de tus hijos y una pensión alimenticia.

"Cualquiera que esté pasando por un divorcio debe encontrar un buen abogado y un buen planificador, y asegurarse de que estén en la misma página", dice Snider. "¿Se están quedando con algo, como tu esposo tomando todo el efectivo pero dejándote valores financieros raros? No son las mismas cosas.

Snider dice que un buen abogado peleará por una división justa de los activos y un planificador financiero te ayudará a apretar el botón reset y averiguar cómo administrar tu dinero en el futuro.

Estás empezando una familia

Los bebés son caros. Eso no es noticia para los padres, pero exactamente cuan caro, podría ser sorprendente.

Con el cuidado de su salud, la ropa, la comida, los juguetes, los pañales y la guardería, los padres podrían gastar más de $ 20,000 en el primer año de su hijo, según un reciente análisis de NerdWallet. Pero la mayoría subestima seriamente los costos de criar a un bebé.

Un planificador financiero puede ayudarte a planificar el primer año de tu hijo y más allá. Él o ella puede aconsejarte sobre el equilibrio de los ahorros universitarios con los ahorros para la jubilación y otras prioridades, asegurarse de tener el nivel adecuado de cobertura y seguro de vida, y te ayudará a estirar tus dólares.

Tu salario es cada vez mayor

No sólo conseguiste un nuevo trabajo, obtuviste el trabajo de tus sueños. Pero este acontecimiento podría plantear nuevas preguntas financieras, como cómo manejar las opciones sobre acciones o disminuir tu carga fiscal. Un planificador financiero puede ayudarte a contestar esas preguntas, así como otras que no hayas considerado.

"Yo ayudo a desarrollar e implementar estrategias para ahorrar y ejecutar impuestos para asegurar que tomen decisiones financieras inteligentes sobre cómo manejan sus ingresos, beneficios e inversiones," dice Paul Murray, un planificador financiero de Pensilvania.

¿Buscas un planificador financiero?

Por lo general, deseas un asesor certificado, que sólo cobren honorarios y que también sean fiduciarios. Estos asesores se comprometen a actuar en los mejores intereses de sus clientes en todo momento y no reciben comisiones por la venta de productos. Por el contrario, los planificadores que trabajan por comisiones, a ellos se les para por vender productos financieros, incluso si esos productos no son adecuados para ti.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en nerdwallet

Compartir :)