4 cosas inteligentes que debes hacer cuando te rechazan del trabajo que querías

Pídeles a mil personas que nombren las 10 mejores cosas que les gusta hacer por diversión. Pocos enumerarían "buscar un nuevo trabajo."

No importa lo bien que se sienta escuchar las palabras, "Estás contratado", el proceso de llegar ahí es tedioso en el mejor de los casos. También está lleno de rechazos en el camino.

Rara es la persona que puede presentar un único curriculum vitae y carta de presentación que se traduzca en un nuevo trabajo rápidamente. Mucho más comunes son las historias de personas que presentan su currículum a 20, 50 o incluso cientos de anuncios de trabajo sin resultados positivos.

El rechazo viene en muchos sabores. Hay patrones poco sensibles que ni siquiera reconocen tu solicitud; las respuestas mantén-cálido-al-candidato para una próxima entrevista nunca se materializan.

Y, por supuesto, hay los no que vienen después de todas las entrevistas; cuando llegas “oh, tan cerca” del premio sólo para que se lo hayan dado a otra persona.

A nadie le gusta ser rechazado. En el mejor de los casos, es una molestia. Peor aún, puede hacerte dudar de tu propio valor.

Hay, sin embargo, algunas cosas que puedes hacer para minimizar los malos efectos de ser rechazado. Mejor aún, puedes incluso utilizar el rechazo mismo como una manera de propulsar tu búsqueda laboral hacia adelante.

1. El rechazo no es siempre sobre ti

Cuando eres el que escucha "no gracias", es fácil tomarlo como personal. Podría pensar, "pero yo era la persona perfecta para ese trabajo", o "yo soñaba con una oportunidad como esta." Ten en cuenta, sin embargo, que nunca sabes las calidades o antecedentes de tu competencia. No importa lo calificado que estés para el papel, alguien más podría haberte superado por apenas una barba en uno o dos logros más o habilidades.

Un "no" no habla de tu valor como persona, ni siquiera de tu habilidad para hacer el trabajo de una manera competente. Es una decisión de negocios, no una decisión personal. Por lo tanto, no lo tomes como personal.

2. Utiliza el fracaso para ganar auto-conocimiento

Mientras estás tratando de avanzar, también echa un vistazo hacia atrás para ver lo que no ha funcionado; y trata de averiguar por qué.

Si, por ejemplo, estás aplicando por un tipo específico de trabajo, o una nueva industria, o estás intentando cambiar de carrera por completo y continuamente obtienes rechazos, estos podrían ser signos de que le estás ladrando al árbol equivocado. Prueba con un árbol diferente, o al menos con un enfoque diferente.

Si estás consiguiendo entrevistas, e incluso segundas entrevistas, y no puedes cerrar el trato, revisa cuidadosamente lo que has dicho y las reacciones que recibiste. ¿Qué dijiste que hizo que tu entrevistador (a) pusiera cara de piedra, frunciera el ceño o asintiera con algo?

¿Cómo podrías llegar con mejores ejemplos de tus éxitos, o demostrar que sabes cómo hacerlo bien?

Piensa incluso en los pequeños detalles como tu apretón de manos, postura, puntualidad y el contenido de tus notas de agradecimiento, y así sucesivamente.

¿Qué puedes hacer para aumentar tu juego un poco?

3. Recuerda los logros relevantes

A medida que se te acumulan los rechazos, eres capaz de empezar a verte a ti mismo como una persona no exitosa. No dejes que esa mentalidad se apodere de ti.

En lugar de eso, ten en cuenta tus principales logros profesionales en cada papel que has desempeñado hasta el momento. Pero no confíes en el hecho de que creaste un programa BASIC para un Commodore 64 en los años 80 para conseguir un trabajo como programador en el mundo de hoy. De la misma manera, casi todo lo que se hace hoy se hace de manera diferente que en el pasado.

No te aferres a logros pasados irrelevantes con la esperanza de que te produzcan oportunidades futuras. En lugar de eso, enfócate las habilidades actuales y logros que traes a la mesa para que entiendan tu valor en el mercado de trabajo actual. Cuando tienes un sentido claro y preciso de ti mismo, estarás en mejores condiciones para orientar las oportunidades apropiadas y posicionarte para el éxito.

4. Mantente enfocado en el futuro

Recuerda que cazar un trabajo requiere habilidades diferentes que las que el trabajo en sí realmente requiere. Tendrás que perfeccionar continuamente tu juego para construir esas habilidades, y esto, a su vez, depende de la prueba y error. Intenta ver cada error o rechazo como una oportunidad para subir tu juego un poco más. Así, eventualmente, verás el éxito.

¡Feliz cacería!

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en usnews

Compartir :)