3 pequeños recordatorios que te harán sentirte menos solo

1. Cada cara que pasa por la calle representa una historia tan cautivadora, complicada y loca como la tuya.

Cuando miras a una persona, a cualquier persona, recuerda que todo el mundo tiene una historia. Todo el mundo ha pasado por algo que sin darse cuenta los ha cambiado y los ha obligado a crecer. Todos los que conoces han luchado y continúan luchando de alguna manera, y para ellos, es tan difícil como lo es para ti. Sí, cada rostro que pasa por la calle representa una historia tan cautivadora, complicada y loca como la tuya.

Tuve la suerte de tener una abuela muy sabia que me entrenó a través de esta realidad cuando yo era sólo un adolescente. Y fui lo suficientemente inteligente como para escribir en mi diario sobre la conversación que tuve con ella, para poder recordar su sabiduría décadas después. Déjeme darle un poco de esa conversación...

Me senté allí en su sala de estar mirándola con los ojos llorosos. "Me siento perdido y solo y completamente fuera de mi mente," le dije. -No sé qué me pasa.

-“¿Por qué te sientes así?” preguntó delicadamente.

-“Porque estoy neurótico, consciente y confundido, y mucho más a la vez” dije.

-“¿Y no crees que todo el mundo siente lo mismo que tú?” preguntó.

"¡No así!" proclamé.

- "Bueno, cariño, te equivocas," dijo. "Si crees que conoces a alguien que nunca se sienta de la misma manera que tú lo haces ahora mismo (que nunca se siente un poco perdido y solo, y francamente confundido y loco) simplemente no saben lo suficiente sobre ellos. Cada uno de nosotros contiene una medida de 'locura' que nos mueve de manera extraña, a menudo desconcertante. Este lado de nosotros es necesario; es parte de nuestra capacidad humana de pensar, adaptarse y crecer. Es parte de ser inteligente," dijo. "Ninguna gran mente ha existido nunca sin un toque de esta clase de locura."

Me senté en silencio por un momento. Mis ojos se movían desde sus ojos hasta el suelo y volvían a sus ojos.

- “¿Entonces estás diciendo que debería querer sentirme así?”

- "Hasta cierto punto," dijo. "Déjame ponerlo de esta manera: Tomar todos tus sentimientos en serio todo el tiempo, y dejar que te lleven a la miseria, es un desperdicio de tu increíble espíritu. Sólo tú puedes elegir lo que importa y lo que no. El significado de todo en tu vida es el significado que le das..."

 - "Supongo," contesté en voz baja.

Ella continuó: "Y a veces, cómo te sientes simplemente no se alineará con lo que quieres sentir; es en gran parte la manera de tu mente subconsciente para ayudarte a mirar las cosas desde una perspectiva diferente. Estos sentimientos llegarán y desaparecerán rápidamente mientras los dejes ir... siempre y cuando conscientemente los reconozcan y luego avances a través de ellos. Al menos eso es lo que he aprendido a hacer por mí misma, por necesidad, muy regularmente. Así que tú y yo estamos luchando con esto juntos, cariño. Y también estoy bastante segura de que no somos los únicos.

Compartimos otro momento de silencio, luego mis labios se curvaron un poco y terminé con una sonrisa, "Gracias, abuela," le dije.

2. Eres mucho más que un pedazo roto de ti.

Cuando los tiempos son difíciles, y algún pedazo de ti está astillado y roto, es fácil sentir como que todo (todo tú) está roto. Pero eso no es verdad.

Todos tenemos esta imagen en nuestras mentes de nosotros mismos; esta idea de qué clase de persona somos. Cuando esta idea se ve ligeramente dañada o amenazada, reaccionamos defensivamente y a menudo irracionalmente.

La gente puede cuestionar si hicimos un buen trabajo, y esto amenaza nuestra idea de ser una persona competente, por lo que nos enojamos o somos lastimamos por la crítica. Alguien nos acusa falsamente de algo y esto perjudica nuestra idea de que somos una buena persona, por lo que nos enojamos y atacamos a la otra persona, o nos acobardamos y lloramos. Y la lista continúa.

Pero, lo más loco es que, a menudo en realidad somos nosotros los que nos dañamos y amenazamos con negatividad y falsas acusaciones...

Justo esta misma mañana estaba luchando para motivarme a trabajar en un nuevo proyecto creativo que he estado procrastinando, así que mi identidad de mí mismo como alguien que siempre es productivo y motivado y tiene grandes ideas de repente fue atacada. Cuando me di cuenta de que no estaba haciendo las cosas, eso me hizo sentir terriblemente preocupado e inseguro porque empecé a preocuparme subconscientemente de que no era quien pensaba que era. Y esto a su vez me hizo sentir muy solo dentro.

Mi solución fue darme cuenta de que no soy una sola cosa. No soy siempre productivo; a veces lo soy, pero a veces soy improductivo también. No siempre estoy motivado; a veces lo estoy, pero otras veces soy un poco perezoso. Y obviamente no siempre tengo grandes ideas tampoco; porque eso es imposible.

La verdad es que puedo ser muchas cosas, y recordar esto me ayuda a estirar mi identidad para que no sea tan frágil; para que no se rompa completamente cuando un pedazo pequeño de ella se astille. Entonces no importa si alguien ocasionalmente piensa que no hice un buen trabajo, o si a veces me doy cuenta de que no estoy haciendo un buen trabajo; porque no siempre hago un buen trabajo.

Yo cometo errores.

Soy menos que perfecto.

Igual que tú.

Y eso está perfectamente bien.

3. Hay personas en este mundo que necesitan desesperadamente tu apoyo ahora mismo.

Creo que todos tenemos la tendencia a ponernos en el centro del universo, y ver todo desde el punto de vista de cómo nos afecta. Pero esto puede tener todo tipo de efectos adversos, desde sentir lástima por nosotros mismos cuando las cosas no van exactamente como estaba planeado, hasta dudar de nosotros mismos cuando no somos perfectos, hasta sentirnos perdidos y solos con nuestros problemas cuando estamos teniendo un mal día o pasando por tiempos difíciles.

Así que cada vez que me doy cuenta que me estoy quedando en el centro con un estado de ánimo adverso, hago mi mejor esfuerzo para cambiar brevemente mi enfoque, lejos de mis problemas, y ponerla sobre las personas a mi alrededor que podría ser capaz de ayudar.

Encontrar pequeñas maneras de ayudar a los demás me saca de mi pensamiento egocéntrico, y entonces dejo de revolcarme solo en la autocompasión, y empiezo a pensar en lo que los demás necesitan. Dejo de dudar de mí mismo, porque la cuestión de si soy lo suficientemente bueno o no, ya no es la cuestión central. La pregunta central ahora es acerca de lo que los demás necesitan.

Por lo tanto, pensar en los demás en lugar de en uno mismo ayuda a resolver los sentimientos de auto-conciencia e inadecuación, lo que a su vez te hace sentir mucho menos roto y solo cuando estás teniendo problemas.

Es una de las grandes paradojas de la vida: cuando servimos a otros acabamos beneficiándonos tanto, si no más, de los que servimos. Así que cada vez que te sientas un poco perdido y solo con tus propios problemas, intenta cambiar tu enfoque de tus circunstancias a las circunstancias de los que te rodean.

En lugar de preguntar, "¿Qué pasa conmigo?" Pregúntate, "¿Cómo puedo ayudarlo?" Encuentra a alguien que necesite una mano adicional y haz alguna oferta pequeña y razonable que no pueda rechazar. La perspectiva que ganarás al hacerlo te guiará hacia adelante.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en marcandangel

Compartir :)