25 cosas en las que necesitas dejar de desperdiciar tu tiempo

desperdiciar
Imagen londonskies

"¿Amas la vida? Entonces no desperdicies el tiempo, por que de eso es de lo que está hecho la vida." Benjamin Franklin

Esta mañana recibí un e-mail de agradecimiento de una lectora llamada Hope. Ella nos dijo que nuestro blog y libro la ayudaron a motivarse en medio de un arduo proceso de recuperación luego de un grave accidente automovilístico ocurrido el año pasado. Aunque toda su historia es, ambas, desgarradora e inspiradora a la vez, esta línea me hizo detener y pensar:

"El momento más feliz de mi vida sigue siendo esa fracción de segundo hace un año cuando, mientras estaba aplastada bajo un auto de 900Kg, y me di cuenta de que mi marido y mi niño de 9 años, estaban fuera del vehículo y absolutamente bien."

Momentos horribles como este nos obligan a reconocer qué es lo realmente importante para nosotros. En el caso de Hope, era su marido y su hijo. Y en el resto de su e-mail, habló sobre cómo su familia pasan ahora mucho más tiempo juntos, simplemente compartiendo historias, contando chistes, y apreciando la compañía del otro. "El accidente nos hizo dar cuenta de la cantidad de tiempo que habíamos desperdiciado todos los días en cosas que no eran importantes, los cuales nos impidieron pasar tiempo de calidad juntos", dijo.

Es difícil pensar en una historia como la de Hope y no preguntarse: "¿En qué necesito dejar de desperdiciar mi tiempo?"

Aquí tienes algunas cosas a tener en cuenta, y que he estado examinando en mi propia vida:

1. Distracciones que te alejan de momentos especiales con personas especiales. - Presta atención a las pequeñas cosas, porque cuando realmente extrañas a alguien, la mayoría de las veces extrañas las cosas pequeñas, como las risas juntos. Dar largos paseos. Disfrutar de geniales conversaciones. Cuenta tus bendiciones mutuas. Déjate llevar por un momento y simplemente ESTEN juntos.

2. Ocupaciones compulsivas. - Programa tiempo todos los días para no estar ocupado. Ten tiempo dedicado a no hacer nada, momentos en el día para reflexionar, descansar y recargar. No te engañes; no estás tan ocupado como para no permitirte el lujo de unos minutos de cordura.

3. El pensamiento negativo sobre tu situación actual. - La vida es como un espejo; obtenemos los mejores resultados cuando sonreímos. Así que habla más sobre tus bendiciones de lo que hablas sobre tus problemas. Sólo porque tengas problemas, no significa que estés fracasando. Cada gran éxito requiere algún tipo de problema digno para llegar allí.

4. El drama innecesario que te rodea. - Sé lo suficientemente sabio como para alejarte de las cosas sin sentido que te rodean. Enfócate en los aspectos positivos, y pronto los negativos serán más difíciles de ver.

5. El deseo por todo lo que no tienes. - No, no siempre obtendrás exactamente lo que quieres, pero recuerda esto: Hay un montón de personas que nunca tendrán lo que tienes ahora. Las cosas que damos por sentado, alguien más está rezando por ellas. La felicidad nunca les llega a los que no aprecian lo que ya tienen.

6. Compararte con los demás. - La comparación social es el ladrón de la felicidad. Puedes pasar toda tu vida preocupándote por lo que los demás tienen, pero no te servirá de nada.

7. Pensar en quién fuiste o lo que tuviste en el pasado. - No eres la misma persona que fuiste hace un año, hace un mes, o hace una semana. Siempre estás creciendo. Las experiencias no se detienen. Así es la vida.

8. Preocuparte por los errores que cometiste. - Está bien si te equivocas; así es como te vuelves más sabio. No lo tomes tan en serio. No te rindas. Las grandes cosas llevan tiempo, y lo estás logrando. Deja que tus errores sean tu motivación, no tus excusas. Decide ahora que las experiencias negativas de tu pasado no predecirán tu futuro.

9. Preocuparte por lo que todo el mundo piensa y dice de ti. - No tomes las cosas muy personal, incluso si parecen personal. Rara vez la gente hace las cosas por ti; hacen las cosas por ellos. De verdad, no puedes cambiar el modo cómo la gente te trata o lo que digan sobre ti. Todo lo que puedes hacer es cambiar la forma en que reaccionas y con quien eliges rodearte.

10. Auto-engañarte. - Tu vida mejorará sólo cuando tomes las pequeñas oportunidades. Y la primera y más difícil oportunidad que puedes tomar es ser honesto contigo mismo.

11. Un camino de vida que no se sienta bien. - La vida es para disfrutarla, no para soportarla. Cuando de verdad crees en lo que estás haciendo, se nota, y vale la pena. El éxito en la vida es para los que están emocionados por el camino que han tomado. Se trata de caminar cómodamente con tus zapatos, en la dirección de TUS sueños.

12. La definición de los demás sobre el éxito y la felicidad. - Simplemente no puedes basar tu idea de éxito y felicidad en las opiniones y expectativas de los demás.

13. Aquellos que insisten en usarte y manipularte. - Lo que permites, continuará. Da todo lo que puedas, pero no permitas que te usen. Escucha a los demás con detenimiento, pero no pierdas tu propia voz en el proceso.

14 Tratar de impresionar a todos. - Una de las cosas más liberadoras que aprendemos en la vida es que no tenemos que gustarle a todos, no todos nos tienen que gustar, y que eso está perfectamente bien. No importa cómo vivas, alguien quedará decepcionado. Así que vive tu verdad y asegúrate de no ser TÚ el único que quede decepcionado al final.

15. Todos los miedos que te están deteniendo. - El miedo es un sentimiento, no un hecho. La mejor forma de ganar fuerza y auto-confianza es hacer lo que tienes miedo de hacer. Atrévete a cambiar y crecer. Al final, sólo hay una cosa que vuelve a un sueño imposible de alcanzar: La falta de acción basada en el miedo al fracaso.

16. Las dudas y el tener que pensarlo todo dos veces. - En caso de duda, sólo toma el siguiente paso. A veces el paso más pequeño en la dirección correcta termina siendo el paso más grande de tu vida.

17. Las personas que critican continuamente tus sueños. - Es mejor estar solo que permitir que las personas negativas y sus opiniones te descarrilen de tu destino. No dejes que otros aplasten tus sueños. Haz una vez lo que dicen que no puedes hacer, y nunca más le prestarás atención a su negatividad de nuevo.

18. Pensar que el momento perfecto llegará. - No siempre podrás esperar por el momento perfecto. Algunas veces debes atreverte a hacerlo porque la vida es demasiado corta como para terminar preguntándote lo que podría haber sido.

19. Curitas y arreglos temporarios. - No puedes cambiar lo que te niegas a enfrentar. No puedes encontrar la paz, con solo evitar las cosas. Ocúpate de los problemas directamente antes de que estos se ocupen de tu felicidad.

20. Juicios con la mente cerrada. - Abre tu mente antes de abrir tu boca. No odies lo que no sabes. La mente es como un paracaídas; no funciona cuando está cerrado.

21. Los errores y los descuidos de otras personas. - Hoy, sé tolerante con los errores y los descuidos de los demás. Algunas veces, las buenas personas toman malas decisiones. Eso no significa que sean malas; simplemente significa que son humanos.

22. El resentimiento. - La bondad no debe ser confundida con debilidad, ni el perdón con aceptación. Se trata de saber que el resentimiento no está en el camino de la felicidad. Recuerda, no perdonas a la gente porque seas débil. Las perdonas porque eres lo suficientemente fuerte como para saber que la gente comete errores.

23. Cualquier pensamiento de odio. - Dé un buen ejemplo. Trata a todos con amabilidad y respeto, incluso aquellos que son grosero contigo; no porque sean buenos, sino porque tú lo eres. Hacer de la amabilidad un ritual diario; es lo que hace a la vida más feliz y más plena en el largo plazo.

24. Lamentos de cualquier tipo. - No tienes que ser definido por las cosas que alguna vez hiciste o dejaste de hacer. No te dejes controlar por los lamentos. Tal vez hay algo que podrías haber hecho diferente; o tal vez no. De cualquier manera, es simplemente algo que ya pasó. Deja al pasado inmutable detrás tuyo mientras te das al presente.

25. Cada punto en el tiempo que no sea este momento. - No llores por el pasado, se ha ido. No te estreses demasiado por el futuro, aún no ha llegado. Haz tu mejor esfuerzo por vivir AHORA y haz que vivir este momento valga la pena.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en marcandangel.com

Compartir :)