18 cosas que hubiera querido que alguien me dijera cuando tenía 18 años

18
gordon-s

Esta mañana estaba leyendo un libro en mi cafetería favorita en la playa cuando un chico de 18 años se sentó al lado mio y me dijo: "Ese es un gran libro, ¿no?" Así que empezamos a charlar.

Me dijo que se estaba a punto de graduarse de la escuela secundaria en un par de semanas y que inmediatamente después iniciaría su carrera universitaria en el otoño. "Pero no tengo ni idea de lo que quiero hacer con mi vida", dijo. "Ahora mismo estoy siguiendo a la corriente."

Y entonces, con ojos ansiosos, y honestos, me empezó a preguntar una pregunta tras otra:

"¿Qué haces para ganarte la vida?"
"¿Cuándo y cómo decidiste lo que querías hacer?"
"¿Por qué hiciste esto? ¿Por qué no hiciste aquello? "
"¿Hay algo que desearías haber hecho diferente?"
Etc, etc, etc...

Respondí a sus preguntas lo mejor que pude, y traté de darle consejos decente con el tiempo que tenía. Y luego de media hora de conversación, me dio las gracias y nos separamos.

Pero en el camino a casa me di cuenta de que la conversación que tuve con él fue en realidad muy nostálgica para mí. Me recordó a mí diez años atrás. Así que empecé a pensar en sus preguntas otra vez, y empecé a imaginar todas las cosas que hubiera querido que alguien me dijera cuando tenía 18 años.

Luego tomé un paso más allá y pensé en todas las cosas que me gustaría decirme a mi mismo si pudiera volver en el tiempo para darle a mi yo de 18 años, algunos consejos para la vida.

Así que después de algunas tazas de café y un par de horas de deliberación, he aquí las 18 cosas que me hubiera gustado que alguien me hubiera dicho cuando tenía 18 años:

1. Comprométete contigo mismo a cometer un montón de errores.

Los errores te enseñan lecciones importantes. El mayor error que puedes cometer es no hacer nada porque tienes miedo a cometer un error. Así que no vaciles, no dudes de ti mismo.

La vida rara vez es sobre obtener una oportunidad, se trata de tomar una oportunidad. Nunca estarás 100% seguro de que funcionará, pero siempre se puedes estar 100% seguro de que no hacer nada, no va a funcionar. ¡La mayoría de las veces sólo tienes que ir a por ello! Y no importa cómo resulte, siempre termina de la manera en que debe terminar. Ya sea que tengas éxito o aprendas algo. Ganar-Ganar.

Recuerda, si nunca actúas, nunca lo sabrás con seguridad, y te quedarás reposando en el mismo lugar para siempre.

2. Encuentra un trabajo que ames hacer.

Si pudiera ofrecerle a mi yo de 18 años algún consejo real sobre mi carrera, me diría que no base mi elección de carrera en las ideas, objetivos y recomendaciones de otras personas. Me diría a mí mismo no escogerla sólo por que sea popular, o que estadísticamente cree graduados que ganen más dinero. Me diría a mí mismo que la elección correcta de carrera se basa en un punto clave: Encontrar un trabajo que ame hacer.

Mientras sigas siendo fiel a ti mismo, y sigas tus propios intereses y valores, puedes encontrar el éxito a través de la pasión. Y lo más importante es que, no despertarás después de varios años de trabajar en un campo profesional que desprecies, preguntándote "¿Cómo diablos voy a hacer esto durante los próximos 30 años?" Así que si te encuentras trabajando duro y amando cada minuto de ello, no te detengas. Estás en algo grande. Dado que el trabajo duro no es difícil cuando te concentras en tus pasiones.

3. Invierte tiempo, energía y dinero en ti mismo todos los días.

Cuando inviertes en ti mismo, nunca puedes perder, y con el tiempo cambiarás el rumbo de tu vida. Tú eres simplemente el producto de lo que sabes. Cuanto más tiempo, energía y dinero gastes en adquirir conocimientos pertinentes, más control tendrás sobre tu vida.

4. Explora nuevas ideas y oportunidades a menudo.

Tu temor humano natural al fracaso y la vergüenza a veces te detendrá a intentar cosas nuevas. Pero debes elevarte por encima de estos temores.

La historia de tu vida será simplemente la acumulación de muchas experiencias pequeñas y únicas. Y cuantas más experiencias únicas tengas, más interesante se volverá tu historia. Así que buscan tantas nuevas experiencias de vida como puedas y asegúrate de compartirlas con la gente que te importe. No hacerlo sería no vivir.

5. Al afilar tus habilidades profesionales, concentra más en menos.

Piensa en términos de Karate: Un cinturón negro parece mucho más impresionante que un cinturón marrón. ¿Pero un cinturón marrón parece más impresionante que una cinta roja? Probablemente no para la mayoría de las personas.

Recuerda que la sociedad eleva a los expertos sobre un pedestal. Trabajar duro importa, pero no si es dispersado en diversas direcciones. Así que estrecha tu enfoque en el aprendizaje de unas pocas habilidades relacionadas con tu carrera y sé el mejor en ellas.

6. Las personas no leen la mente. Diles lo que piensas.

Las personas nunca sabrán cómo te siente a menos que se los digas. ¿Tu jefe? Tampoco, él no sabe que estás esperando un ascenso porque no se lo has dicho todavía. ¿Esa linda chica con la que no has hablado porque eres demasiado tímido? Sí, lo has adivinado, ella no te ha dado la hora del día, simplemente porque tú no se la has pedido.

En la vida, tienes que comunicarte con otras personas. Y muy a menudo, tienes que abrir tus cuerdas vocales y decir las primeras palabras. Tienes que decirle a la gente lo que estás pensando. Es tan simple como eso.

7. Toma decisiones con rapidez y toma acción de forma inmediata.

Toma acción y aprovecha las nuevas oportunidades, o alguien más lo hará. No puedes cambiar nada ni realizar ningún tipo de progreso, sentándote y pensando en ello. Recuerda, hay una gran diferencia entre saber cómo hacer algo y hacerlo realmente. El conocimiento es básicamente inútil sin la acción.

8. Acepta y abraza el cambio.

No importa si la situación actual es buena o mala, va a cambiar. Eso es algo en lo que puedes contar. Así que acepta el cambio, y date cuenta de que el cambio ocurre por una razón. No siempre será fácil u obvio al principio, pero al final valdrá la pena.

9. No te preocupes demasiado por lo que los otros piensen de ti.

En la mayoría de los casos, lo que los demás piensan y digan de ti, no importa.

Cuando tenía 18 años, dejé que las opiniones de mis compañeros de secundaria y los nuevos de la universidad influenciarán en mis decisiones. Y, a veces, me alejaron de las ideas y objetivos en los que creía firmemente. Me doy cuenta ahora, diez años más tarde, que era una manera tonta de vivir, sobre todo cuando consideramos que casi todas estas personas, cuyas opiniones me importaban tanto, ya no forman parte de mi vida.

A menos que estés tratando de hacer una gran primera impresión (entrevista de trabajo, una primera cita, etc.), no dejes que las opiniones de los demás se interpongan en tu camino. Lo que piensen o digan de ti no es importante. Lo importante es cómo te sientes sobre ti mismo.

10. Siempre sé honesto contigo y con los demás.

Vivir una vida de honestidad crea paz mental, y la paz mental no tiene precio.

11. Habla con muchas personas en el colegio y al principio de tu carrera.

Jefes. Colegas. Profesores. Compañeros de clase. Miembros del club. Otros estudiantes fuera de tu círculo principal o social. Los asistentes de los profesores. Asesores. Decanos. Amigos de los amigos. ¡Todo el mundo! ¿Por qué? Crear contactos profesionales.

He trabajado para tres empleadores desde que me gradué de la universidad (dejé a los dos primeros empleadores por elección y en buenos términos), pero sólo me entrevistó el primero. Los otros dos empleadores me ofrecieron un puesto de trabajo antes de que yo tuviera una entrevista formal, basados estrictamente en la recomendación de un director de recursos humanos (alguien al que había agregado a mis contactos profesionales años antes).

Cuando los empleadores buscan para cubrir un puesto, lo primero que hacen es preguntar a la gente que conocen y confían, si conocen a alguien que pueda ocupar esa posición. Si creas una buena red de contactos profesionales, estarás hecho. Con el tiempo, conocerás personas nuevas a través de tu red actual y tu red crecerá y las oportunidades asociadas a tu carrera crecerán como una bola de nieve.

12. Siéntate solo, en silencio, por lo menos diez minutos al día.

Aprovecha este tiempo para pensar, planificar, reflexionar y soñar. El pensamiento creativo y productivo florece en la soledad y el silencio. Con silencio, puedes escuchar tus pensamientos, puedes llegar a lo profundo de ti mismo, y puedes concentrarte en trazar el siguiente paso lógico y productivo en tu vida.

13. Haz un montón de preguntas.

La mayor "aventura" es la capacidad de investigar, de hacer preguntas. A veces, en el proceso de investigar, la búsqueda es más importante que las respuestas.

Las respuestas vienen de otras personas, del universo del conocimiento, de la historia, de la intuición y la sabiduría que se encuentra dentro de ti. Estas respuestas no saldrán a la superficie si no haces las preguntas correctas. Así, el simple hecho de hacer las preguntas correctas, es la respuesta.

14. Explota los recursos a los que tienes acceso.

La persona promedio por lo general se asombra cuando ven a alguna persona físicamente discapacitada mostrar signos de intensa felicidad emocional. ¿Cómo es posible que alguien en un estado físico restringido sea tan feliz? La respuesta descansa en la manera de utilizar los recursos de los que dispones.

Stevie Wonder no podía ver, por lo que explotó su sentido del oído en su pasión por la música, y ahora tiene 25 premios Grammy que lo demuestran.

15. No gastes demás.

Vive una vida cómoda, no una derrochadora. No gaste para impresionar a los demás. No vivas la vida tratando de engañarte a ti mismo, pensando que la riqueza se mide en objetos materiales. Maneja tu dinero sabiamente para que tu dinero no te administre a ti.

16. Se respetuoso con los demás y hazlos sentirse bien.

En la vida y los negocios, no es tanto lo que dices lo que cuenta, es cómo haces sentir a la gente. Así que respeta a los mayores, a los menores, y a todos los demás. No hay fronteras ni clases que definan que un grupo de personas merezca ser respetado.

Trate a todos con el mismo nivel de respeto que le daría a tu abuelo y el mismo nivel de paciencia que tendrías con tu hermanito. Apoyar, orientar y hacer contribuciones a otras personas es una de las mayores recompensas de la vida. Para poder de conseguirla, tienes que dar.

17. Logra la excelencia en lo que hagas.

No tiene sentido hacer algo si no vamos a hacerlo bien. Sobresalí en tu trabajo y sobresalí en tus hobbys. Desarrolla una reputación para ti mismo.

18. Sé para lo que hayas nacido.

Debes seguir tu corazón, y ser para lo que hayas nacido.

Algunos de nosotros hemos nacido para ser músicos; para comunicar pensamientos y sentimientos complejos entusiasta con las cuerdas de una guitarra. Algunos de nosotros hemos nacido para ser poetas; para tocar los corazones de la gente con la prosa exquisita. Algunos de nosotros hemos nacido para ser empresarios; para crear crecimiento y oportunidades donde otros ven basura. Y aún así, algunos de nosotros hemos nacido para ser o hacer lo que sea, en concreto, que nos mueva.

Independientemente de lo que decidas hacer en tu vida, es mejor que lo sientas en cada fibra de tu ser. No desperdicies tu vida cumpliendo los sueños y deseos de alguien más.

Pero por sobre todo, ríe siempre que puedas, pide disculpas cuando debas, y deja ir lo que no puedas cambiar. La vida es corta, pero sorprendente. Disfruta el viaje.

Si te gusto este artículo y estás buscando un consejo similar sobre la vida, el amor y el crecimiento personal, le recomiendo leer “El camino menos transitado” por M. Scott Peck. Es de lectura fácil, agradable, y que literalmente cambió mi vida.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en marcandangel.com

Compartir :)