18 cosas en las que mi papá tenía razón

papá
Imagen anirbas_84

Hace quince años, cuando estudiaba el primer año de la escuela secundaria, Un profesor le dio a mi clase una tarea titulada, "Consejos para una generación más joven." El concepto de la tarea era simple: Cada estudiante tenía que entrevistar a una persona mayor de 25 años, reunir suficiente información como para escribir una biografía básica de su vida y descubrir cuáles son sus mejores consejos para una generación más joven. Yo decidí entrevistar a mi padre. Tenía 53 años en ese momento y me dio 18 consejos.

Me había olvidado completamente de todo esto hasta la semana pasada cuando fui a visitar a mis padres. Mi mamá me había pedido revisar unas viejas cajas que había guardado en el ático. En una de estas cajas me encontré con la tarea original de "Consejos para una generación más joven" fechada 22 de abril 1996. La leí y quedé totalmente alucinado.

A pesar de que los consejos de mi padre eran aplicable para las personas de cualquier edad, mi yo de 29 años sí puede relacionarse con ellas de una manera que mi yo de 14 años no podía en ese momento. De hecho, el primer pensamiento que pasó por mi cabeza fue: "Papá tenía razón."

Aquí están sus 18 consejos para una generación más joven, transcriptos con su permiso.

1. Tus 30s, 40s y 50s no se sentirán como tus 30s, 40s y 50s. - Los adultos son sólo niños mayores. Cuando te hagas mayor, no te sentirás tan viejo como te imaginas. La mayor parte del tiempo, te sentirás exactamente como te sientes ahora, sólo un poco más sabio y más seguro. Habrás tenido tiempo para establecer tu lugar en el mundo y descubrir qué es importante para ti. No tengas miedo de crecer. Espéralo con ansias. Es impresionante.

2. Cosas malas te pararán a ti y a tus amigos. - Parte de vivir y crecer es experimentar los inesperados problemas de la vida. Las personas pierden sus trabajos, tienen accidentes automovilísticos y a veces mueren. Cuando eres joven, y las cosas van bastante bien, esta cruda realidad puede ser difícil de visualizar. Las cosas más inteligentes, y más a menudo las más difíciles, que podemos hacer en este tipo de situaciones es templar nuestras reacciones. Querer gritar obscenidades, pero ser más sabio y más disciplinado que eso. Recordar que la rabia emocional sólo empeora las cosas. Y recordar que las tragedias rara vez son tan malas como parecen, e incluso cuando lo son, nos dan la oportunidad de crecer más fuertes.

3. Todo el mundo puede hacer la gran diferencia. - Hacer que una persona sonría puede cambiar el mundo. Tal vez no todo el mundo, pero sí su mundo. Así que empieza en pequeño y empieza ahora.

4. Las primeras impresiones no son tan buenas que parecen. - Todos y todo parece normal desde la distancia, o desde un solo vistazo. La décima, venteaba, o incluso la cincuentava impresión es cuando empiezas a entender de verdad a las otras persona por lo que realmente son.

5. Los grandes resultados vienen cuando afinas la puntería. - Concentra tus esfuerzos en pequeñas y más pequeñas áreas. Cuando tus esfuerzos se difunden en un área amplia, estos no tendrán un gran impacto. Así que céntrate en áreas más pequeñas y tus esfuerzos se harán sentir con mayor amplitud. Puede que tome tiempo para que ocurra el cambio, pero mantén ese enfoque estrecho.

6. Ámate. Conviértete en tu propia prioridad. - Esfuérzate por ser el "Tú" que quiere ser. Nutre tu mente y tu cuerpo. Edúcate todos los días hasta que mueras.

7. A veces, sólo tienes que ir a por ello. - Pon tus incertidumbres y temores a un lado por un momento y pregúntate lo siguiente: "Si lo intento y no lo hago bien a la primera ¿Qué perderé y que ganaré?" La respuesta es: No habrás perdido nada, excepto un poco de tu tiempo mientras ganabas una importante lección que te ayudará a hacerlo bien la segunda o la tercera vez. La gente rara vez lo hace bien la primera vez. De hecho, normalmente las únicas personas que alguna vez lo hacen bien son las que fueron a por ello incluso cuando no lo lograron en numerosas ocasiones antes.

8. Para recibir, tienes que dar. - Apoyar, orientar y hacer contribuciones a otras personas es una de las mayores recompensas de la vida. Todo lo que hagas, te vuelve.

9. No hay mucho por lo que valga la pena pelear. - Si puedes evitarlo, no pelees. Aléjate de las discusiones con tu cónyuge, miembros de tu familia, o vecinos. Cuando sientas que tu ira crece y quieras soltar ese comentario vulgar que está en la punta de tu lengua, cierra la boca y aléjate. Cálmate. No tienes que tener razón o ganar una discusión. Simplemente no importa.

10. No trates de impresionar a todos. - Querer impresionar a la gente es un acto que no aporta nada, excepto una momentánea explosión de ego. En lugar de eso sé real con la gente. Conéctate con menos personas en un nivel que sea más profundo.

11. Sigue divirtiéndote. - La diversión está muy subestimada. Con todas las responsabilidades de la vida, divertirse a veces se verá como una indulgencia. No debería serlo. Debería ser un requisito. Tómate un tiempo para divertirte.

12. Mantenlo simple. - Hay un mundo de esplendor oculto en la simplicidad. Elige las cinco cosas más importantes de tu vida y concentrarte en esas cosas. Deja que las otras cosas sigan de largo. Deja de estar tan ocupado y disfrutar realmente de lo que es importante para ti.

13. Las pequeñas cosas te acompañan. - Así que préstales atención. Como ver a tu hijo a dormir. Preparar una comida con tu familia. Compartir una gran carcajada con un viejo amigo. Esto es para lo que la vida fue hecha.

14. Menos consejos a menudo es el mejor consejo. - Las personas no necesitan un montón de consejos, ellos necesitan vivir. He visto jóvenes relaciones problemáticas convertirse en maravillosos matrimonios llenos de pasión y felicidad. Nuestras historias de vida son únicamente nuestras. Lo que la gente quiere saber es algo que ya está en algún lugar dentro de ellos. Todos lo que necesitamos es tiempo para pensar, ser y respirar, y seguir explorando los recorridos indirectos que a la larga nos ayudarán a encontrar nuestra dirección.

15. Administra tu tiempo. - Tu situación y tu medio ambiente está en constante cambio, así que ten cuidado de no confundir las cosas que son urgentes, con las cosas que son importantes.

16. Administra tu dinero. - No compres cosas que no necesitas. No gastes más de lo que ganas. No dejes que tu dinero te maneje.

17. Lo que aprendes en la escuela importa. - Aunque no utilices las cosas especificas de cada lección, cada lección expande el núcleo del proceso del pensamiento de tu mente. Con el tiempo, desarrollarás las habilidades para resolver problemas que serán universalmente aplicables. Ninguna lección en particular te puede enseñar esto, y ninguna lección en particular es más importante.

18. Los sueños seguirán siendo sueños si no tomas acción. - No sueñes más sobre eso. Empieza a hacerlo. 40 años en el futuro ¿De qué es de lo que te vas a arrepentir no haber hecho, apreciado o intentado? Hazlo, aprécialo e inténtalo ¡Ahora!

Además, mi papá tiene ahora 68 y estoy seguro de que ha aprendido algunos trucos nuevos en los últimos 15 años. Temprano hoy, Mientras estaba transcribiendo esto, le pregunté si podría compartir algunos de esos nuevos trucos con nosotros. Dijo que en el futuro cercano, así que estén a la espera de una actualización. Pero mientras tanto, él me dijo que te dijera que leas sus dos libros favoritos de desarrollo personal: The 7 Habits of Highly Effective People y The Millionaire Next Door.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en marcandangel.com

Compartir :)