10 cosas para recordar cuando todo lo que quieres esté fuera de tu alcance

En serio, nada está fuera de tu alcance cuando te das cuenta de que todo está en tu cabeza.

Por eso es hora de recordarte a ti mismo...

1. No necesitas el equipaje de ayer para nublar tu visión de las bendiciones de hoy.

Lo único que te detiene el 98% del tiempo es tu mente y los pensamientos que te entretienen.

Así que respira profundamente y vuelve a enfocarte. Te conviertes en el verdadero maestro de tu vida cuando aprendes cómo dominar tu enfoque; a dónde va tu atención. Valora a qué le das tu energía. Enfoca tu energía limitada en lo que más te importa en el presente.

2. Es verdaderamente poderoso y bello cuando las intenciones de una persona son genuinas.

Así que recuerda hacer las cosas por las razones correctas, incluso cuando las cosas no salgan según lo planeado.

Tu "por qué" debe ser más grande que las decepciones y desafíos que enfrentas. En serio, tan a menudo como puedas, recuérdate ¡Por qué! Con una buena razón de ¡Por qué!, podrás hacer lo que se requiera en cualquier momento y en cualquier circunstancia.

3. La mayoría de las personas terminan engañándose a sí mismas y a los demás, una y otra vez, simplemente porque prestan más atención a lo que se están perdiendo, en lugar de a lo que tienen.

Medita sobre esto, para que no vuelvas a caer en los viejos y obsoletos patrones. Éste obtiene lo mejor de lo mejor de nosotros. Los hábitos y comportamientos tóxicos siempre intentan colarse cuando estamos mejorando. Mantente enfocado.

4. Terminarás con el corazón roto si esperas que la gente lo haga siempre por ti como tú lo haces por ellos.

No todos tienen el mismo corazón que tú. ¡Perdónalos! Sí, perdónalos, no porque merezcan el perdón, sino porque tú mereces la paz mental. Libérate de la carga de ser una eterna víctima.

5. Si alguien está trabajando en sí mismo y está cambiando para mejorar, es innecesario seguir recordando su pasado.

La gente puede cambiar y crecer. Tómate esto en serio y demuestra la misma cortesía también. A menudo ni siquiera te das cuenta de que estás bloqueando tus propias bendiciones presentes al aferrarte al pasado. Comienza a dejar ir. Comienza a estar aquí, ahora.

6. La calma es una superpoder humano.

La capacidad de no sobre-reaccionar o tomar las cosas de forma personal mantiene tu mente despejada y corazón en paz.Nunca es demasiado tarde para cambiar tu actitud sobre algo que no puedes cambiar.Solo decide aprovecharlo al máximo.

Toma la vida día a día y agradece las pequeñas cosas. Sin excusas. Deja ir todo el drama sin sentido, los desperdicios de tiempo sin objetivos y el desorden mental que se interpone en tu camino.

7. La fuerza mental es increíblemente importante.

Cuida tu mente y la forma en que hablas contigo mismo. No dejes que la auto-conversación negativa te debilite. Háblate como si fueras bendecido. Camina como si fueras bendecido. Piensa como si fueras bendecido. Trabaja como si fueras bendecido. Y lo serás, de una forma u otra.

8. Todo se hace un poco incómodo cuando es hora de cambiar (o cuando es hora de recalibrar tus expectativas).

Eso es solo una parte del proceso de crecimiento.Las cosas se pondrán mejor.Se paciente y recuérdate a ti mismo que nunca tendrás que forzar nada que realmente esté destinado a ser.Solo haz tu mejor esfuerzo, y luego adopta una mentalidad de "que pase lo que tenga que pasar".

No intentes forzar las cosas; déjate llevar y deja que fluyan las bendiciones correctas.

9. Las elecciones incorrectas pueden llevarnos a los lugares correctos.

Los fracasos más grandes a menudo nos dan las mejores lecciones. Cuando no consigas lo que quieres, considera que puede ser una bendición disfrazada. En serio, agradece que ciertas conexiones y situaciones no funcionen. Si no dejas ir y aprendes, quedarías atrapado con falsas promesas. Celebra tu progreso.

10. Es curioso cómo superamos lo que alguna vez pensamos que no podríamos vivir sin ello, y luego nos enamoramos de lo que ni siquiera sabíamos que queríamos.

Eventualmente terminarás donde necesitas estar, haciendo las cosas correctas, junto con las personas adecuadas.

La paciencia y la persistencia son la clave. Pero no olvides detenerte en alguna ocasión y apreciar lo lejos que has llegado también. Has pasado por mucho y has crecido mucho. Reconoce los pasos que has dado para poder avanzar nuevamente con gracia.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:
Publicado originalmente en marcandangel

Compartir :)